American Hustle

Written by | Ágora

 ***1/2

¿Qué es lo que sucede cuando aparece una película en la que los actores deben actuar y engañarnos para interpretar a unos estafadores que deben engañar a otros personajes, mientras que los personajes se mienten también a sí mismos, con la principal intención de sobrevivir?

Al igual que en los trabajos anteriores de David O. Russell, en American Hustle, los protagonistas no son malas personas, son simplemente individuos haciendo cosas malas, por lo que logramos sentir empatía. Silver Linings Playbook contó con nominaciones en las cuatro categorías de actuación en los premios de la Academia. Esto se vuelve a repetir en American Hustle, y con toda justicia. Russell reparte perfectamente el trabajo de darle a cada una de sus estrellas el momento para brillar. Ciertamente American Hustle es principalmente una obra maestra en actuación, pero es más, mucho más.

Traigo inmediatamente a la mente una película de Scorsese, donde la mafia, los estafadores y las vidas privadas de estos delincuentes son el engrane principal, American Hustle tiene una diferencia: en este mundo setentero, hasta los políticos son buenas personas. Un ejemplo es Jeremy Renner, quien interpreta a Carmine Polito, el alcalde de Camden, quien de todo corazón desea ayudar a la gente de Nueva Jersey, lamentablemente para él, se involucra con la gente equivocada, gente que sólo busca sobrevivir.

La dirección de Russell es impecable, dividendo claramente la película en dos. En la primera parte, nos introduce a los personajes: su infancia, cómo se conocen entre ellos, sus sueños y planes a futuro. La segunda tiene un ritmo más acelerado que en ningún momento se detiene. En ésta vemos toda la operación, mientras descubrimos un poco más de la personalidad de cada uno de los personajes, a través de algo tan simple como un microondas. Todo esto acompañado de un tradicional soundtrack de música de los setentas y tintes cómicos, basados en cosas tan banales como el nombre de la operación, no obstante, nunca salen sobrando y convierten a esta cinta en algo mucho más encantador de lo que ya es.

 Alejandro Piñones

alejandro.pinones@udlap.mx

Last modified: 27 enero, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *