El cliché del México inculto

Written by | Opinión

Cafeína para despertar

“Escribo y eso es todo. No leemos a otros: nos leemos en ellos.  Me parece un milagro que algún desconocido pueda verse en mi espejo.  Si hay un mérito en esto.”José Emilio Pacheco.

La muerte del poeta argentino Juan Gelman y el mexicano José Emilio Pacheco me hizo pensar, pensar en que no he leído Gotán ni Las batallas en el desierto, Valer la pena o No me preguntes cómo pasa el tiempo. Me hizo pensar también que como escritor, tú te vas pero tu voz se queda y con tu voz, realidades paralelas: tus reproches, tus ideas, tu pasado. Escribiendo tú te quedas. Los escritores, creo yo, hallaron la manera de permanecer inmortales, la cuestión es, ¿y si los que mueren son aquellos que te leen?, ¿vivirías entonces para siempre?

Creo que ya todos estamos conscientes y cansados —más cansados que conscientes— de lo que resulta verosímil: México no lee. Nada. Cero. El mexicano es un ser alérgico a las páginas y a lo que hay dentro de ellas, bibliofóbico, renuente a la cultura, ¡al pueblo pan y circo! No, no queremos leer pero chido tu cotorreo; y ¿ser escritor? Gracias pero no gracias, del aire no se vive. Sobre esta línea me puse a investigar, tal vez porque mantengo la esperanza de que el cliché del México inculto sea más un chisme que una realidad, he aquí lo que encontré: la verdad de la verdad, es que ésta siempre duele. A mí me dolió.

El estudio “Hábitos de lectura” realizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Reveló a los países que más libros leen por año, el que mayor comprensión lectora tiene, las preferencias de los compradores y el impacto social que este hábito genera. ¿Leer genera cambios? o ¿los cambios generan lectores? Lo dejo a su criterio. En el año 2012 México se situó en el lugar 107, ¿de cuántos países? ¡Ah, eso!… sí, bueno de 108. El mexicano promedio lee 2.8 libros al año,  sólo 2 por cierto de la población lee regularmente, y 48 por ciento nunca ha entrado a una librería, 91 por ciento de los mexicanos encuestados dicen que “no tienen tiempo” (que sorry pero la novela está buenísima). Para darnos una idea más clara del problema, la misma cantidad de mexicanos que no leen es inversamente proporcional en el país que encabeza la lista: Suecia, con 98 por ciento de población lectora.

¿Por qué esto es importante? Peña Nieto no puede nombrar tres libros y es presidente. Sí, pero la cosa es que leyendo te haces de criterio y el criterio dirige tus decisiones, leer es otra manera de pensar, y hay que saber pensar para poder exigir.

María Fernanda Soria Cruz

maria.soriacs@udlap.mx

Last modified: 3 Febrero, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *