El actual reto de las ciencias sociales

Written by | Opinión

El agitador

En la creación de conocimiento muchas personas discriminan a las ciencias sociales por que no se enfocan a la generación de capital u optimización de los productos. Sin embargo, las ciencias sociales juegan un papel crucial en el desarrollo del mundo ya que en ellas se encuentran los debates históricos, presentes y futuros sobre el camino que deberían de seguir las sociedades de manera filosófica y práctica para mejorar o empeorar a la humanidad.

Como especie hemos vivido diversos paradigmas en las ciencias sociales que han ido construyendo sociedades y modificando la forma de vivir, relacionarse y pensar de los individuos. Hemos entendido formas de pensar, organizarse y luchar por objetivos justos o injustos; se han perdido vidas por conceptos que conciernen a las ciencias sociales como nacionalismo, fanatismo religioso, racismo o democracia; también se ha pagado con vidas el entendimiento de conceptos como el de libertad, igualdad, fraternidad, justicia y derecho. Estas construcciones generadas desde las ciencias sociales forman parte de cualquier individuo nacido en sociedad e influyen en su vida.

Actualmente vivimos en un sistema económico-social que genera desigualdades muy difíciles de contrarrestar y forja un nuevo reto para las ciencias sociales. Los centros económicos se desarrollan mientras las periferias se encuentran marginadas y posiblemente no exista una solución si continuamos por el mismo camino; el dinero se perpetúa en las manos de algunos individuos que legalmente tienen el derecho de acaparar la riqueza del mundo mientras más de la mitad de la gente vive en condiciones deplorables de pobreza. En este contexto se plantean las nuevas preguntas sobre el destino de las sociedades ¿La humanidad se encuentra por el camino correcto? ¿Dónde está el sistema que deberíamos de seguir? ¿Qué debe de permanecer y qué dejar de existir?

Para poder generar las respuestas se debe analizar de diferentes perspectivas el contexto universal, pero cada día se vuelve más claro que las cosas no se encuentran bien. Desde mi perspectiva puedo asumir que la respuesta se encuentra cimentada en un pensamiento de Kant, el cual plantea que cualquier respuesta que concierna a la humanidad se debe de contestar sin olvidar el fin de ésta: evolucionar y prevalecer, que por naturaleza sería el camino indicado. Entonces ¿estamos evolucionando y prevaleciendo?

Los debates ya iniciaron y somos nosotros los que propondremos un nuevo sistema para el mundo, aseguremos revertir  desigualdades, generar justicia y respetar la libertad en un marco de leyes de convivencia lógico para el íntegro desarrollo de la humanidad.

Alan Betancourt Torres

alan.betancourtts@udlap.mx

Last modified: 12 Marzo, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *