DE ESCORTS Y DIPUTADOS…

Written by | Opinión

Las prostitutas de los diputables no son lo de menos, insisto. Lo demás ya es casi de a diario —agacho la mirada y casi lloro—: posible uso privado del erario público, mucha pachanga y poca chamba, proteccionismo haigan hecho lo que haigan hecho… Total, que son intocables, víctimas. Y ¿qué? Andaban coquetos oyes… ¡YOLO!

Si Luis Alberto Villareal, (ahora ya) ex coordinador del PAN en la cámara de diputados (en minúscula para otorgarles el nivel que se merecen) sale con el choro político, tipiquísimo, conocidísimo, de no verle nadita de malo a lo que hicieron —“efectivamente fue una reunión privada en horario no laboral (…) No tiene relación con el GPPAN ni su pIenaria”—, ahí está el pex. Todo que- da ahí, ¿no?

1. Que no fue en horas de trabajo… ¡Zas! Te la compro.

2. Que no se tocó un solo peso público… Namás eso faltaba —me río—.

Si ya se sabe que pa’l próximo año pensaban repartirse un millón de pesos en eso que los legisladores llaman bonos o subvenciones extraordinarias y que yo traduzco en “manitas de puerco” o “viles mordidas” del ejecutivo, solo faltaba que también les pagáramos sus pedas y calenturas.

Si usaron lana del gobierno o llegaron “en vivo” a la reunión plenaria, incluso, les va ad hoc con su historial. Pos ¡si se sueltan golpes en plena tribuna!.

Otros se duermen —pobrecitos, es que llegan cansados y la neta, la neta, los temas a discutir a veces dan güeva-. Y súmale la desvelada que se meten con las escorts y todo hace clic…

Aquí lo que hubo son cortesanas. Y eso parece solapar su cinismo. Explotarlo aún más —Sí. Más-. Muchos están casados, como en el caso de Villareal, y el tipo sale y se preocupa por hacernos saber que el los fueron invitados a la pinchi party loca y que a esas horas ya no estaban trabajando por México. Da por hecho que los antivalores, aquí, no dan lata.

Pero lo que demuestran…¡Ay, jijo! Qué modales. Qué frasecitas se avientan. Qué omnipotencia. Qué Chingón ser diputado. Si como echan desmadre también cumplen como empleados públicos, ¡porfavor! ¡que exista reelección en este país!

P.D. Lo que si es que, pagando por sexo y comprando condones, ayudan a reactivar la economía… lindo.

 

WILLY BUDIB

guillermo.budibhe@ udlap.mx

Last modified: 27 agosto, 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *