Lo que hay detrás de las principales tradiciones

¡La Naranja manda! ¡Verdes, verdes! ¡U, D, L, A, P! Si no te es conocido alguno de estos cantos o gritos, seguramente es porque nunca has asistido a apoyar a un equipo representativo de nuestra universidad. ¡Es hora de ponerte al corriente!

En la década de los 50 surgió un equipo de futbol americano en el entonces Mexico City College: los Aztecas. La Ola Verde era el nombre con el que la prensa apodó a su equipo, y especialmente a su ruidosa afición. Este fue el primer grupo de animación y de apoyo en la historia de nuestra universidad.

El Azteca, o como es anunciado, “la mejor botarga del deporte universitario”, surgió basándose en las mascotas colegiales de los Estados Unidos. Es tan activo que suele distraer a la afición de la acción de los partidos. Se ha ganado el cariño de los locales, y el odio de los rivales. Los fanáticos veteranos recordarán la ocasión en la que se acercó demasiado a la tribuna visitante y los jugadores trataron de golpearlo,  se necesitó la intervención de los miembros de protección civil y de seguridad.

La tradición que sin duda más nos identifica bajo el mote de Aztecas en los últimos años es el tomahawk. Usado originalmente por los Seminoles de la estatal de Florida, el canto de guerra y el movimiento del brazo al frente y atrás simula un hacha de los nativos americanos.

La tribu verde es otro de los elementos que no puede faltar en los partidos de los Aztecas. Generalmente se forma por deportistas de otros equipos representativos, quienes en un gesto de unidad y amistad acuden a los eventos de otras disciplinas deportivas, siendo de los generan el mayor ruido y creando el ambiente tan característico de los Aztecas.

¿Y quién olvidará a los organizadores de porras en los partidos? Desde los grupos de estudiantes de los años 90, a personajes como “La Gorda”, en esos mismos tiempos, y fanáticos que entre otras cosas siguen pintándose la cara, vistiendo los colores verde y naranja, creando porras y corriendo a lo largo del campo con una bandera.

Sin duda alguna, la forma de apoyar a los equipos representativos seguirá evolucionando. ¿Qué nuevas tradiciones irán surgiendo dentro de los próximos años?

 

—————————————————————————————————————————————————————

“Somos una porra muy respetuosa, especialmente comparada con la de otros equipos. Lamentablemente bajamos la intensidad al segundo medio y eso no puede suceder”.

-Ali Chaul Vilchis, exazteca

 

“Se nota su apoyo constante en todos los partidos de la temporada. Están listos desde el calentamiento hasta el final del partido, y eso nos motiva a seguir adelante”.

-René Francisco Brassea, OT

“La afición de los equipos representativos es sumamente apegada a los colores de la UDLAP. Siempre te hacen sentir que hay un vínculo con el deporte y la Universidad.”

-Ivàn Vélez Hernández, exazteca

“Es una gran afición, que es muy leal a sus colores. Es muy tranquila, y eso ha evitado generar conflictos con las aficiones rivales, aunque a veces son muy silenciosas”.

Ángel Isaac Carrillo, Coach 

 

Arturo Morales C.

roberto.moralescz@udlap.mx

 

[wppa type=”slideonlyf” album=”4″]Any comment[/wppa]