VER PARA CREER, SIN CREERLO DEL TODO

Written by | Canasta con Huevos

canasta-01Era cuestión de tiempo. La renuncia de Enrique Peña Nieto llega tarde pero llega, y declinar a la presidencia en un país gravemente presidencialista, no correspondía, hasta ahora, con las intenciones y comunes prácticas de los mandatarios: “Yo estoy aquí por los votos del pueblo”, dicen y no se quitan los grandes políticos. Pero el copetudo inaugura una era que da respuesta a tanta indignación. Hoy se inicia una época de verdadero apoyo hacia la democracia.

Por su parte, en el discurso sentimentalista, donde el presidente deja claro que lo hace por el bien de México, también informa sobre su futuro: “La casa de Sierra Gorda 150 no será traspasada, como lo informó mi esposa, sino que se donará para fines benéficos a favor de los diputados panistas, que tendrán por fin un decoroso espacio para organizar asambleas con más invitadas que invitados”. De igual forma, hace pública la adquisición de una casita en la delegación Milpa Alta, donde pretende vivir con la Gaviota y demás parentela. Su próxima morada, a diferencia del exorbitante costo del anterior inmueble de 86 millones, está valuada en 350 mil pesos –¡en serio!…y no precisamente de los antiguos pesos-. Se especula que Paulina Peña compartirá recámara con su hermana Nicole y el trío femenil Castro Rivera. Sólo habrá que esperar a que la hija mayor del presidente regrese de las Europas para ver cómo reacciona ante una decisión tan prole.

Entre otras muchas palabras que por primera vez expresa sin ayuda del teleprompter, Peña Nieto acepta su más grande equivocación. Resulta ser que el desmadre de Ayotzinapa se planeó y organizó como una cortina de humo para tapar lo que ya sabían que se avecinaba: el reportaje de la Casa Blanca. Lo que nunca se les ocurrió fue la posibilidad de que los mexicanos, en vez de distraerse con la búsqueda de los estudiantes –tipo el caso Paulette-, se indignaran hasta el grado de propiciar su abdicación. Total, que solo faltó que antes de terminar su speech, el ya expresidente, revelara lo más atroz pero también lo más creíble: que los 43 normalistas han estado, durante todo este tiempo, ocultos y secuestrados en la que fuera llamada, por el grupo de Aristegui Noticias, la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto.

Por lo pronto se desconoce quién podría ser el personaje sucesor en Los Pinos. Se habla de María de Los Ángeles Pineda, esposa del encarcelado ex alcalde José Luis Abarca, como posible aspirante al mandato ejecutivo. Y es que ella, a diferencia de su marido, está libre de culpas en el tema de Iguala y se apunta como “candidata ciudadana”… El cambio está cerca, no tengo la menor duda -¡Yupi!-.

 

WILLY BUDIB H.

guillermo.budibhe@udlap.mx

Last modified: 7 enero, 2015

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *