Libro de la semana: “La náusea” de Jean-Paul Sartre

Written by | Ágora, Libro de la semana

“Los objetos no deberían tocar, dado que no están vivos. Uno los usa, los coloca en su sitio, vive entre ellos; son útiles, nada más. Y a mí me tocan, no puedo soportarlo. Me da terror entrar en contacto con ellos como si se tratase de animales vivos […] Sí, es eso, es eso; algo parecido a una náusea en las manos.”

Algún hueso diminuto, casi puntillista, o músculo que lograra atravesar con espacio de sobra el ojo de un alfiler. De tal diámetro, apenas presumible (puesto que nadie ha descubierto aún dicha parte del cuerpo) debe existir el trozo de humano que nos impulsa casi obligadamente a buscar la verdad en cuanto capacidad biológica tengamos para hallarla. Es una inquietud, una imperiosa, rasposa y vanagloriada necesidad que todo hombre añora descubrir para conseguir abrirse los ojos, a él y a los suyos, a la razón de la vida, la razón de existir.

Los tiempos modernos son asquerosos, monstruosos en ese sentido: Nadie piensa, nadie cuestiona, nadie pone en duda lo que parecía innegable. La existencia es tomada como fáctica y, sin ser explicada por uno mismo, creemos somos capaces de tomarla y moldearla a complacencia. El hecho es que la mayoría de nosotros tomamos las verdades de otros y las hacemos propias, equivocada y falsamente. Equivocada, porque las realidades son enormemente distintas entre una persona y otra. La capacidad de percepción, aunada con nuestros intereses y experiencias son lo que nos permite comprender el mundo de cierta forma y proclamar, pues, “verdades” de la vida que descubrimos diariamente.

Así, nada es real, definitivamente, menos todavía los conceptos que utilizamos para darle orden a la existencia, como justicia, amor, paz. Falsamente, porque a sapiencia de lo anterior, defendemos ideales que jamás hemos reflexionado. En breve, anteponemos la vida a valores que no son nuestros y posiblemente, de nadie que sea contemporáneo nuestro.

Antoine Roquentin, inconscientemente y en contra de su voluntad, es impelido por su espíritu a buscar sus verdades en contra de la sociedad que lo abruma hasta la más profunda tristeza y depresión. Su extraordinariamente profunda aventura, repleta de reflexiones y experiencias dubitativas e insospechadas le llevarán a una vida de altibajos que es relatada en un diario que escribe detallada, cuando no apasionadamente, puesto que es la necesidad de encontrar su existencia la que lo llama a dejarnos este célebre legado de novela filosófica escrita por Jean-Paul Sartre; un autor francés que buscó a través de su drama poético y filosófico regresarle fuerza al existencialismo y cambiar el mundo, valga mencionar, de acuerdo a su verdad.

Puedes adquirir La Naúsea de Jean-Paul Sartre en línea.

Por: Marco Árcega Corona
marco.arcegaca@udlap.mx

Last modified: 23 febrero, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *