De Azteca a Superhéroe

Written by | Deportes

“Cuando los sentimientos son tan grandes y tan fuertes, las palabras se quedan cortas”

Luis Gómez López nació el 23 de noviembre de 1988 en la ciudad de Puebla. Falleció en la madrugada del 28 de julio de 2016 a los 27 años, tras meses de lucha contra el cáncer. La historia de Luis dentro de la UDLAP comenzó hace diez años, cuando se incorporó al equipo del deporte que más le apasionaba: el básquetbol.

Luisón jugó durante siete años para el representativo mientras estudiaba Ingeniería Industrial y una Maestría en Negocios Internacionales con especialidad en Producción y Logística; pero detrás del jersey número 22, había algo más que un jugador estrella.

“Era súper sonriente, siempre muy alegre, chistoso. Era una persona que siempre trataba de hacerte reír, hacerte sentir bien, se daba a la gente […] te hacía sentir mucho cariño” recuerda Carlota Valdés Bejarano, estudiante de Psicología y quien fue su novia desde 2014.

Luisón –llamado así por su grandeza personal y física- era un joven muy entregado y cariñoso con su familia, siempre buscaba la manera de apoyar y se preocupaba por todos. Con su mamá y hermana, dispuesto a ayudarles en todo lo que se necesitara. Con su papá, comprometido y leal.

En cuanto a su actuación como capitán del equipo de basquetbol, con quien fue Campeón Nacional en 2013, se le recuerda como alguien muy responsable, dedicado tanto como jugador como a su equipo. En palabras de Carlota “no lo tomaba a ligera, se comprometía, llevaba una relación muy buena con los jugadores y con el coach. Tenía carisma y tanto ángel, que se ganaba a la gente. No había nadie que no lo quisiera”.

“No paraba de gritar, se emocionaba […] siempre fue apasionado y orgulloso de su equipo”

Aún cuando su tiempo con el equipo terminó, permaneció como fiel seguidor de sus actuaciones; durante los encuentros, se dejaba invadir por la emoción y la porra, al grado de visitar los vestidores durante el medio tiempo para saludar a los jugadores y motivarlos.

Viajar, tener una familia, iniciar un negocio, hacer otra Maestría, eran sueños que perseguía Luison, quien siempre se mantuvo firme en cuanto a su fe y valores familiares, mismos que conservaría hasta en los momentos más difíciles. En octubre de 2015, a un año de haber concluido su Maestría, Luis, comenzó su lucha contra el cáncer.

“A pesar de los momentos difíciles, aceptó los tratamientos que tuvo que pasar; casi nunca se quejó. Lo respeto y admiro por sobreponerse al sentimiento físico y emocional”, reconoce Carlota.

Producto del amor que muchas personas sentían por él, se hizo una rifa para recaudar fondos, la cual sería secundada por una exitosa venta de pulseras orquestada por las amigas de su hermana, Gabriela Gómez López y la apertura de un sitio web para donaciones que obtuvo una respuesta favorable.

Una carrera por la vida

Motivada por las ganas de hacer algo para Luis, Carlota en compañía de su mamá, Carmen Bejarano Warnholtz, organizaron una carrera sin fines de lucro para motivarlo y que sintiera el apoyo de su familia y amigos llamada, Run for Luison que cambiaría su nombre a Run with Luison –posterior a su fallecimiento- con el fin de reflejar que “Luis corrió la carrera de su vida y que siempre permanecerá con nosotros”.

“Nunca nos imaginamos que este proyecto empezara a crecer de la manera que ha crecido. Muchísimas personas involucradas [en la organización] nos cayeron del cielo porque lo están haciendo de corazón”.

La carrera –que contempla mil asistentes- tiene una temática: los súper héroes, ya que Luis era fanático de éstos, especialmente de Thor y Batman, apreciando Marvel y DC por igual. Personalidades como el futbolista Rafael Márquez, el actor Adal Ramones o el entrenador Jose Luis Sánchez Solá, se han sumado a través de Facebook para convocar a la gente.

“Todos podemos ser súper héroes para alguien más, además Luis era uno de ellos, para mí, Luis era mi súper héroe”.

El dinero de la carrera que se realizará el domingo 9 de octubre, tenía la intención de apoyar a Luison. Aún después de su partida, la familia decidió continuar con el proyecto y que tanto ellos, como los participantes, en nombre de Luis, sean los súper héroes para otros niños con insuficiencia renal que están llevando a cabo su tratamiento en el Hospital del Niño Poblano, comprando las medicinas que necesiten y para un niño de 3 años con leucemia.

Durante todo el proceso, Luis siempre contó con el apoyo de muchos amigos y familiares que lo querían y acompañaron su paso durante este momento. De igual manera, el apoyo que recibió llegó, incluso, de personas que no conocía, pero que se entregaron él y a su familia, tal y como en su momento, él se entregó a los demás.

¿Qué es lo que siempre vas a recordar de él?

“Su sonrisa, su alegría, la inocencia, su sencillez, las ganas de dar lo mejor de sí mismo. Su pasión por el deporte, por la vida y por los demás, su entrega, su amor; la bondad que lo caracterizaba, la manera en que me miraba y hacía sentir protegida. Todo”

Iliana Hernández Valdivia
iliana.hernandezva@udlap.mx

Fotografías proporcionadas por la familia de Luison y por Carlota Valdés.

Last modified: 31 octubre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *