El desafío de Espora

Written by | Ágora

“Buscamos que no sea una revista de mandar cuentitos o publicar amigos”.

Con más de un año de trabajo y seis números publicados, ESPORA se ha convertido en una revista de creación literaria digital a la que le espera mucho por delante. Este proyecto, que empezó como Punto y coma, actualmente posee colaboradores, tanto a nivel nacional, como internacional. Asimismo, tiene una convocatoria abierta a todo el que quiera participar. Una de sus directoras, María Fernanda García Reyes, explicó en entrevista con La Catarina el proceso de “relanzamiento” de la revista.

En este encuentro, García aclaró qué tan arduo fue el proceso de revisión y corrección de todo texto: “[buscamos que] no sea una revista de mandar cuentitos o de publicar amigos, sino tener textos de calidad”. Además, la misma organización de la revista está diseñada con filtros que permiten asegurar la calidad de los textos que se publican. Con juntas quincenales, y algunas veces hasta tres juntas por semana, aseguró que su misión es que todo en la revista salga lo más pulido posible .

La nueva dirección del proyecto, conformada por María Fernanda García Reyes y Nicté Toxqui Martínez, tiene un objetivo principal en mente: consolidar ESPORA. De igual manera, se desea la fijación de un estilo ilustrativo claro y homogéneo en la revista. Asimismo, lo que se desea es establecer la posición del proyecto dentro de la Universidad ya que “nos falta afianzar la parte UDLAP y universitaria con otras carreras, sobre todo porque la mayo – ría de colaboraciones son de otros estados o de otros países”.

En este proceso de cambio, se está redefiniendo la misión, visión y el camino del proyecto. Igualmente, se está trabajando en aplicar un diseño minimalista general en toda la revista textual. Esto se debe a que un estudio de mercado demostró que las ilustraciones, sin importar lo buenas que fueran, restaban importancia al texto lo interpretaban. La revista ahora estará enfocada a las obras literarias, mientras que la página web contendrá los diseños e ilustraciones.

La nueva plataforma web, cuya fecha de lanzamiento está planeada para finales de octubre de este año, abrirá la posibilidad a la creación de diferentes secciones que antes la revista no podía permitirse. Entre estas, unas que más emocionan a las directoras emocionadas son columnas por los egresados de la carrera de Literatura. También se contempló unas para actuales estudiantes de Literatura, Historia del Arte y Humanidades. Con tal de no continuar manteniendo el proyecto en un área nada más, existirán columnas dedicada a estudiantes de otras carreras. De igual forma, habrán “fotocolumnas” y columnas con participaciones de estudiantes de otras universidades, haciendo de ESPORA, no una organización local sino estatal.

Se espera que una vez que esté bien establecida la revista, se retomen proyectos como las lecturas en voz alta de los colaboradores en la Capilla del Arte de la UDLAP. También, y con un poco más de tiempo, que existan mesas de lectura con talleres que ayuden a los participantes a escribir mejor. Por último, y a causa de su éxito, la Universidad ha empezado a considerar el volver a ESPORA una revista física; sin embargo, no parece que esto vaya a suceder pronto.

Estas son sólo algunas de las cosas que están por venir de parte de este proyecto. La mejor forma de estar al tanto o participar en ESPORA es a través de su página en Facebook. Aquí, uno podrá encontrar la convocatoria para el número siete, ponerse en contacto con el equipo o hallar los links para los números ya publicados, los cuales también se hayan en issuu.com bajo el nombre de la revista. Se recomienda mantenerse al tanto ya que, en este semestre, se llevarán a cabo la mayoría de los cambios tratados con anterioridad.

Rodrigo Lichtle y José Vera

rodrigo.lichtleva@udlap.mx | jose.veragz@udlap.mx

Fotografía de web.

Last modified: 31 Octubre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *