Formas sobre las ideas

Written by | Literatura, ahora, Opinión

literatura

Qué diferencia a una buena novela de una mala. Qué hace que recordemos las dos partes del Quijote escritas por Cervantes y no a las copias hechas de otros autores. Es más, qué hace original a un texto, qué lo diferencia claramente de otros similares.

En el ámbito científico, por lo general, lo más importante son las ideas y lo que se intenta describir o explicar. En el caso del periodismo informativo o expositivo, sucede lo mismo, se quiere comunicar algo y se encuentra la forma para que ese algo sea entendido claramente; pero en el caso de la literatura no pasa lo mismo, al menos no exactamente.

Cuando alguien decide escribir un poema, novela o cuento; no sólo debe pensar en el qué, sino considerar el cómo hacerlo. Claro, esto también pasa en los dos géneros expuestos con anterioridad, pero, como se dijo en el caso del periodismo, ahí la misión es comunicar algo y la forma debe ser la más apropiada para esto. Si consideramos periodismo de opinión, o géneros más abiertos, estos se acercarían a algo más literario. A uno de los puntos que quiero llegar es que, al hacer una obra literaria, no existe una fórmula que te diga cómo se hace un cuento, poema o novela.

En otras columnas, esto ya lo he mencionado, están las reglas gramaticales, sintácticas, figuras retóricas; en el caso de la poesía, las métricas específicas, y muchas otras; pero no es solo que no haya una forma para hacer un texto de este tipo, sino que hay muchos casos donde el qué se dice en la literatura no es importante. Aunque en la antigüedad sí existía la dualidad, donde el texto tenía que enseñar (o decir algo relevante) a la vez de ser bello, ahora hay textos que sólo llegan a ser bellos o, mejor dicho, originales en su forma.

Incluso, en casi todos los poemas, se habla de lo mismo: la muerte, el trascender, el amor. En este género, casi siempre es la forma la que importa. Esto se ha mudado al cuento y a la novela, donde lo que en verdad diferencia a un autor de otro es la forma en la que escribe y su estilo. Los temas en el caso de la narrativa también son sumamente repetidos, algunos dirán que sólo hay dos, guerra o viaje (la Odisea y la Ilíada). Siguiendo este ejemplo, James Joyce hizo su novela Ulysses no como una copia de la obra de Homero, pero con todo y sus semejanzas ambas son totalmente diferentes en la forma en la que son contadas.

Así, se podría decir que la forma es ahora (o tal vez siempre ha sido) lo que diferencia a un buen autor de uno malo. El estilo es lo que nos hace, igual, único. En la actualidad se puede comparar The Hunger Games y Divergent por tener historias sumamente similares, pero lo único que las puede diferenciar es el estilo en el que está escrita cada una. En la literatura, se utilizan aquellas ideas que preocupan o interesan al hombre, por eso se siguen leyendo textos griegos, romanos y medievales; por que trataron de amor, muerte, viaje o nostalgia. Teniendo un número limitado de temas, sólo queda abierta la posibilidad de la forma y de innovar en esta.

Rodrigo Lichtle Ventosa
rodrigo.lichtleva@udlap.mx

Last modified: 1 Noviembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *