Viajemos en el tiempo

Written by | Loop, Opinión

loop

Imagina por un momento que estás en una platica un tanto aburrida, cuando de pronto, alguien dice “soy un mentiroso”. ¿Le crees? Ese enunciado es una paradoja, pues él mismo se contradice. Así como esta, hay miles. Podrás encontrar paradojas en literatura pero más aun en matemáticas. La paradoja de los gemelos o la paradoja de los relojes, propuesta por Albert Einstein es la base de la Teoría de la Relatividad.

¿Alguna vez has soñado con viajar en el tiempo? Tal vez regresar a aquella época que, según tú, era “más divertida”, o hacia el futuro, para saber qué es lo que nos depara la vida.

Viajar en el tiempo no era una idea hasta que Albert Einstein desarrolló dicha teoría. Esto surge bajo la observación de que la velocidad de la luz es igual en todos los sistemas y que la medida del tiempo no es absoluta; entonces, las medidas de tiempo y espacio son relativas y no absolutas, pues dependen del estado de movimiento del observador.

La paradoja va así:

Hay dos gemelos: Nicolás e Iván. Ambos tienen relojes precisos y sincronizados. Nicolás sube a un tren. Durante el recorrido tanto Iván como Nicolás ven funcionar perfectamente el reloj, pero cuando se vuelven a encontrar, parece ser que el reloj de Nicolás esta atrasado unos segundos, lo que indica que pasó menos tiempo. Este efecto se conoce como “dilatación del tiempo” (un observador mira que el reloj de alguien más marca el tiempo a un ritmo menor que el suyo).

Otro caso; Daniel y Mateo. Daniel es astronauta y viaja a velocidad de la luz o a una velocidad cercana a ella. Mateo se queda en la Tierra. De regreso, Daniel es mucho más joven que Mateo. Mateo envejecerá más que Daniel debido a que el tiempo de la nave espacial va más lento que el de la Tierra.

Sin embargo, si estamos en el lugar de Daniel, el que se mueve a mayor velocidad es Mateo y entonces debería ser al revés. Después de realizar demasiados cálculos se llega a la conclusión de que Mateo envejecerá más rápido, ya que el tiempo medido durante el transcurso del viaje es mayor para él.

Esto, como buena teoría, se puede comprobar mediante un experimento, pero el mejor de los ejemplos es Sergei Krikalev, un Astronauta ruso con el récord de mayor tiempo en el espacio: 803 días 9 horas y 39 minutos. Gracias al proceso de Dilatacion del tiempo, es conocido también como el primer hombre en viajar unos 0.02 segundos al futuro.

Un día, el mismo efecto podría hacer que los viajes al futuro sean algo común. Mientras más rápido vaya uno, mayor será el efecto de dilatación del tiempo. En caso que pudieras viajar a velocidad de la luz, o lo más parecido a ella, un viaje de ida y vuelta que para ti parecerían cinco años, en realidad te tendría de regreso a la Tierra en el año 9 mil. Así, viajar en el tiempo no es simplemente una idea que presentan las películas e historias de ficción, pero para lograr esto, se necesitaría una gran cantidad de energía y muy probablemente esta velocidad podría ser fatal para un simple cuerpo mortal. Sorry guys.

Paola Osorio Escobar
paola.osorioer@udlap.mx

Last modified: 9 Noviembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *