Banksy: el pintor fantasma

Written by | Life imitates art

life

La crítica y sátira hacia la política han sido siempre una fuerte herramienta para la sociedad y sus disconformidades. Son muchas las columnas que hacen referencia a los fallos del sistema en el que vivimos; ilustraciones en las redes sociales son las que nos esbozan una sonrisa de vez en cuando, y manifestaciones contra el gobierno son las que más afectan nuestro día a día.

Sin embargo, a finales del siglo pasado fueron pequeños y aparentemente insignificantes graffitis en las paredes de Inglaterra los que inspiraron a la sociedad. Aquellos graffitis que, con una creatividad ingeniosa, pusieron a los ingleses a cuestionar más que sus tés y sándwiches de pepino a las cinco de la tarde.

Dos policías besándose, niños con pistolas o un neandertal comiendo McDonald’s; son muchos temas y recursos los que Banksy aborda en sus obras. Más de una vez ha puesto al internet en debates sociales y sus poderosos mensajes nos han puesto a todos a girar la ardilla. Pero, ¿quién es Banksy? No te puedo decir dónde nació, su edad o su apariencia física, porque nadie sabe de quién está hablando cuando comenta sobre semejante genio callejero. Nadie conoce su nombre; ningún periódico ha publicado una entrevista con él y ni siquiera podemos estar seguros de que sea un hombre. Algunas teorías sostienen que el pintor es el cantante del grupo británico de Rock Experimental Massive Attack. Los periódicos apuntan que su verdadero nombre podría ser Robert Banks o Robin Banks y Twitter está lleno de propuestas sin confirmar. Después de los años, su ascenso a la fama y reconocimiento, no hemos podido darle una cara a este pintor.

Banksy nos proporciona obras que brindan una visión diferente a lo que los medios de comunicación inculcan en sus sociedades. Intenta que no creamos todo lo que vemos o escuchamos y que sepamos que la realidad de las cosas tal vez sea un poco más cruda de lo que imaginamos. ¿Conoces esa imagen, en la que un policía catea meticulosamente a una niña pequeña? Es obra de nuestro pintor fantasma. Si esta última te causo algo de desagrado, existen muchas otras. Como esa en la que la reina de Inglaterra porta una esvástica en el brazo y hace el saludo a Hitler, obligándonos a reflexionar sobre qué hay detrás de la imagen de un país, de una sociedad.

Nuestro fantasma protesta contra los problemas globales ahora en mayor escala. En 2015 retrató a Steve Jobs cargando sus pertenencias en un campo de refugiados de Calais, “el hijo de un inmigrante de Siria” llamó la obra. El impacto social cada vez es mayor y más directo, pero el pintor no deja que su malestar social se quede en las calles. Banksy ha colaborado con organizaciones como Greenpeace y ya que sus cuadros en subasta llegan hasta las 114 mil libras esterlinas, Banksy tiene los recursos necesarios para apoyar a todos aquellos que se proclaman en contra de las grandes corporaciones y gobiernos intervencionistas. Una organización española, afiliada a change.org, que protesta en contra de la banca internacional que financia las guerras en los países del sur e impiden por intereses propios la erradicación del hambre en África, es fuertemente apoyada por el pintor. Toda esta ayuda y no tenemos un nombre a quién agradecerle; ¿estamos hablando de altruismo verdadero?

Hace apenas cuatro años se publicó la primer fotografía de Banksy mientras realizaba un graffiti en Chiapas, y aunque nos acercamos un paso más a conocerlo, tal vez nunca lo hagamos el todo. Mientras tanto, dejémonos enamorar por el misterio que habita en las calles del mundo.

Valeria Santos Vinay

valeria.santosvy@udlap.mx

@ValeriaSVinay

Last modified: 2 Diciembre, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *