Casa de muñecas

Written by | Ágora

Con una bolsa llena de ropa y una máquina de coser, se cerró la puerta del salón 302 de HU con llave. El 24 de enero a las dos de la tarde se dio uso, por segunda vez en este semestre, a “La luz de la nevera”, en donde se presentó Un comentario: Mal Armado. Fue presentado por Casandra Romero Torres, estudiante de octavo semestre de la carrera de Artes Plásticas de la UDLAP.

DSC_9629

Casandra se encerró durante ocho horas en un espacio en el que no había baño, comida, agua, música y ninguna distracción. Solo había una mesa, una máquina de coser con su pedal, una bolsa llena de ropa, una cámara, un tripié, y un reloj que marcaba las horas y minutos que pasaban. De estas horas atrapada, surgió un comentario hacia la industria de la moda, la ignorancia intencional de la sociedad y una crítica a todo el proceso de manufactura.

Karla D. Gallegos Villareal, estudiante de literatura, expresó que “la artista de Un Comentario: Mal armado, pone a prueba la sensibilidad humana y la superficialidad que existe dentro de nuestros closets”. Se trata de una obra que analiza el abuso en las fábricas textiles, las cuales son fáciles de encontrar en el estado de Puebla. Casandra hizo una retrospectiva al trabajo de las mujeres en las “Casas de muñecas”, fábricas textiles de finales del siglo XX en México. La artista recalcó que la presentación busca la reflexión personal acerca del tema de la manufactura de ropa y que no fue una cuestión empática, ya que es imposible ponerse en el lugar de las personas que fabrican la ropa en jornadas excesivas todos los días.

DSC_9634

El resultado de este performance fue un pantalón, el cual descosió y volvió a coser con su poca experiencia en la máquina. Durante todo su tiempo en este espacio, solo logró una pieza. La artista después mencionó que no es lo mismo que trabajar dos turnos en una fábrica que te exige cuotas diarias.

Entre hilos rojos, rosas y blancos, se presentaron el pantalón y la filmación de las ocho horas de experimentación, el día jueves 26 de enero en el mismo salón. Durante la reproducción del video observamos la desesperación, la angustia, el cansancio, la ansiedad y el hastío de una mujer que trabajó un turno bajo algunas de las condiciones de las Casas de Muñecas.

Ixchel Padilla
ixchel.padillaso@udlap.mx

Fotografía por Andrea Granja

Last modified: 7 Febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *