Manchester frente al mar

Written by | Ágora, Popcorn

Con seis nominaciones, y posicionada como una de las tres favoritas a Mejor Película en los aclamados premios de La Academia –u Óscar-, Manchester frente al mar es un filme que llegó con mucha fuerza y que logra impactar a todo aquel que se acerca a ella.

Nos habla de Lee Chandler, un conserje solitario que vive en Boston. Un día, le informan que su hermano ha muerto en Manchester, y que lo ha dejado como tutor de su hijo. En su estancia en la pequeña ciudad, Lee tendrá que enfrentarse a la pérdida.

La fuerza de la película yace en las actuaciones y en el guión. Al principio, puede parecer simple, pero conforme va avanzando, te otorga pequeñas pistas, hasta que, finalmente, todas las piezas logran encajar perfectamente y cobra sentido. A pesar de ser un filme mayoritariamente trágico, en el que no querrás más que llorar y abrazar a los personajes, te da respiros, dejando que se puedan hacer conjeturas sobre los personajes y la historia, e incluso reír.

Los personajes logran reflejar su personalidad, y en ella, su sufrimiento, lo que la hace una película totalmente empática. Definitivamente, Cassey Affleck demuestra que su nominación al Óscar es totalmente merecida; nos transmite a un hombre con ánimo depresivo, que se siente culpable, triste y que carece de esperanza. No sorprendería que este domingo sostenga la estatuilla en sus manos.

En el caso de Lucas Hedges no es diferente: a pesar de su corta edad, nos retrata a un adolescente ansioso, que sublima su agresividad en el deporte, y refugia su dolor en la compañía de sus amigos y familia, evitando quedarse solo. A pesar de ser una personalidad que se retrata muy seguido en la actualidad, es muy extraño encontrar personajes que sean coherentes con la época en la que viven.

Es un filme que rompe el corazón poco a poco, hasta que deja un sentimiento de impotencia, tristeza y compasión. La culpa adquiere protagonismo, aunada al vacío que dejan la muerte y los errores. Nos enseña que muchas veces, sin importar la situación en la que nos encontremos, hay eventos y errores que pueden rompernos irremediablemente.

Manchester frente al mar refleja la fragilidad de las personas, y su capacidad para sobreponerse ante la pérdida y la adversidad. Es una película para cualquiera que logre conmoverse por las emociones humanas y sus límites, para todo aquel que ha cometido errores, y ha sufrido por ellos.

Carolina Isaura García Garibay
carolina.garciagy@udlap.mx

Last modified: 23 Febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *