Los millennials y su burbuja

Written by | Cronopio, Opinión

Como bien sabemos, los millennials son esa generación de jóvenes nacidos entre 1985 y 2000, jóvenes con nuevos intereses y necesidades en su vida. Se llaman así porque son aquellos que van a madurar, o están madurando, en el nuevo y pleno siglo XXI. Hablamos de jóvenes consumidores en todo tipo de aspectos, pero, principalmente, consumidores de las redes sociales; claro, refiriéndonos a medios digitales como lo son Instagram, Twitter y no olvidando a Facebook (por mencionar algunos).

Día a día, los jóvenes millennials pasan horas frente a un monitor o su celular sin darse cuenta de que, poco a poco, se están volviendo adictos; adictos a los likes y a la aprobación que puedan tener por parte de los demás.

En Instagram, por ejemplo, los jóvenes suben fotos con el fin de hacer ver que tienen una vida perfecta; en Instagram todos, o casi todos, son ricos, se visten bien, son excelentes fotógrafos, sus familias son perfectas, están a la moda, son selectivos, tienen más seguidores que personas que siguen. Y en Facebook ni se diga, en Facebook importa cuántos amigos tienes, 200, 500, 2000 amigos, en Facebook importan los “me gusta” de cada foto de perfil, si no tienes los suficientes, entonces no eres interesante.

Los millennials estamos viviendo en una cultura basada en la aprobación por parte de un tercero para sentirnos aceptados. Si subimos una imagen y no recibe los suficientes “me gusta” nos sentimos mal, no sentimos esa emoción de que a alguien le agrade nuestra imagen; acto seguido nos frustramos y muchas veces llegamos a borrar esa imagen porque no es lo suficientemente buena.

Estamos perdiéndonos de las cosas verdaderamente importantes, como platicar con un amigo o con la familia. Hoy en día, es muy común ver en los restaurantes familias donde los papás están platicando y vemos a los hijos pegados al celular. Y qué decir de una reunión donde no conocemos a nadie y no hacemos nada por crear una conexión con la persona que está a nuestro lado; tomamos nuestro teléfono y nos olvidamos del mundo.

Todo esto viene a dar como consecuencia unos millennials desapegados de la realidad, frustrados, en muchos casos con baja autoestima y principalmente infelices, porque nunca llegamos a ese máximo de agradar a todos los demás. Estamos acostumbrados a tener una retribución inmediata y, cuando no la obtenemos, sentimos que no vale la pena el trabajo que estamos haciendo.

La generación de los millennials es una generación inteligente, innovadora, con ganas de sobresalir. Ahora solo queda trabajar en ello para hacer una mejor sociedad, sin importar lo que opinen los demás de nosotros.

Montserrat Vazquez Del Villar

montserrat.vazquezdr@udlap.mx

 

Last modified: 28 Marzo, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *