¿Por qué ellos sí y yo no?

Written by | Espacios vacios, Opinión

Por motivos de estrés por trabajos, ensayos, exámenes, notas periodísticas que entregar, servicio becario y un millón de tonterías más, tuve uno de esos breakdowns por los cuales pasamos los estudiantes a estas alturas del semestre. Mientras pasaba por mi “crisis existencial”, vi las noticias sobre Siria. Bombardeo de armas químicas, niños muriendo, miles de misiles asesinando familias enteras. Después comencé a fijarme a mi alrededor, niños pidiendo dinero en las calles de Cholula y de todo México, personas enfermas sin recibir atención médica adecuada, feminicidios, etc. Todo pasando en estos momentos, en estos momentos en los cuales yo me encontraba llorando en mi cuarto porque no iba a terminar mis horas de servicio becario a tiempo. Qué estupidez. Y QUÉ IMPOTENCIA.

¿Qué puedo hacer yo por aquellas personas? ¿Por qué ellos sí y yo no? Todas esas preguntas comenzaron a pasar por mi mente mientras me salía de mi burbuja. No entiendo qué hice yo para tener esta vida; tampoco entiendo por qué todas esas personas tienen esa vida llena de guerra y dolor. Creo que está más que claro que el mundo está mal, muy mal. Y aquí estamos tú y yo, preocupándonos por qué filtro de Instagram se verá mejor en nuestra foto. Aquí estamos tú y yo, haciendo nada. No alzando la voz, quedándonos callados. Aquí estamos nosotros, haciendo viral el video de una niñita que ya no quiere estudiar porque “…pinche sistema retrograda…”

Tal vez, ninguno de nosotros pueda hacer algo extraordinario como quisiéramos, ninguno de nosotros va a salir y salvar el mundo. Sin embargo, pienso que desde donde estamos, podemos comenzar a hacer algo por el mundo. Podemos bajar el celular de nuestro rostro y ser más amables con las personas a nuestro alrededor. Ningún tipo de ayuda es pequeña. No sabes lo que una palabra amable puede hacerle a una persona. El donar ese suéter que ya no usas puede significar para ti la oportunidad de comprar uno nuevo y, sin embargo, para la persona que lo recibe puede significar la oportunidad de no pasar frío.

Dejemos de promocionar ser vacíos como si fuera lo mejor que se pueda hacer. No vayas al antro cada fin de semana, quédate un viernes entero con tus papás, no sabes hasta cuándo los tendrás. Deja de vivir en tu burbuja y date cuenta de lo que tienes. Porque tú pudiste haber sido ese niño que pierde a su familia por la guerra, o ser esa persona que tiene que estar pidiendo monedas en la calle para poder comer, tú puedes ser esa persona que pierde todo de un momento a otro.

Comencemos a mostrar nuestra compasión hacia los demás otra vez, en lugar de vivir encerrados en nuestros problemas insignificantes.

Diana Sofia Cortez Woo

diana.cortezwo@udlap.mx

Last modified: 26 Abril, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *