Crónica: Campaign Tech, ¿de política o marketing?

Written by | Campus

Estaba llegando cuando dieron las 9:00 de la mañana, el sol apenas comenzaba su ciclo y calentaba el tenue viento de esa mañana.

Calmó mi apresuramiento el ver que otros espectadores aún seguían fuera de la entrada del auditorio del Complejo Cultural Universitario de la BUAP; a pesar de que esa era la hora indicada para dar inicio al congreso Campaign Tech, México, 2017. De acuerdo a la aplicación del evento: “Campaign Tech es donde los más destacados consultores políticos, empresariales y de gobierno se dan cita con el fin de compartir su conocimiento en materia de nuevas tecnologías con el fin de conectar con el electorado, así como con el ciudadano en el ejercicio del gobierno.” Traído desde fronteras internacionales, es la primera vez que se lleva a cabo en México; un registro para dos días de congreso sobre la política en el mundo digital.

Uno de los miembros de seguridad cortó mi boleto antes de dejarme cruzar las grandes ventanas de la entrada. En el vestíbulo se encontraban el resto de los espectadores (unos mayores, otros más jóvenes; profesores, laboristas y estudiantes quizá) con un gafete colgado al cuello, que autorizaba el acceso al evento para ambos días. Había stands de diferentes marcas y productos, como la revista Los Rostros, a los que varios presentadores que repartían folletos publicitarios y edecanes me invitaron a acercarme para darme información que tuve que rechazar para poder buscar la sección en la que se encontraba mi butaca. En los puestos de bebidas y alimentos se juntaban los asistentes para comer un bocadillo o tomar un café antes de comenzar la jornada de conferencias.

Mi boleto decía “Palcos”, así que subí al segundo piso. Un responsable de seguridad (sólo había uno) revisó nuevamente los boletos de otras personas y el mío; pedía esperar a algunos mientras acomodaba a los asistentes por sus secciones correspondientes. Minutos antes de las 10:00, desde lo alto de los palcos, logré ver que apenas se terminaban de ocupar el resto de las butacas del auditorio. Los palcos, a los que les caben 18 personas cada uno, no se terminaron de llenar en ningún momento del día.

Después de las tres llamadas el presentador salió (esa única vez) al escenario para dar la bienvenida al primer ponente, se apagaron las luces y siguieron 12 horas de conferencias sobre un mundo paralelo al nuestro, sobre la política en la red.

Sergio José Gutiérrez, estratega “digital de las campañas presidenciales de Perú y Ecuador,” explicado así en la plataforma del evento, y “uno de los responsables en materia digital que ayudaron a Hillary Clinton en la búsqueda del voto latino” fue el primer ponente del día. Fue un arranque que no acaparó al público por completo, no por su falta de material, sino porque dio una introducción al tema en general. Una vez abordado el tema de la sociedad en la red como contraparte de la televisión, el usuario y la interface, los millennials, influencers, el voto como decisión o gusto y el manejo de emociones, la audiencia pareció responder bien con un fuerte aplauso para despedirlo.

Las luces se volvieron a prender por unos minutos y en la pantalla salían mensajes y frases triviales sobre el mundo de la política y su marketing. Pero lo que avivó el público fue una inesperada canción de moda de reggaetón. ¿Una conferencia sobre millennials para una audiencia millennial? Fue curioso, pero mantuvo el ambiente del auditorio.

Lo anterior sucedió entre cada uno de los ponentes que le siguieron a Sergio Gutiérrez. Gisela Rubach, ganadora de decenas de campañas políticas y de gobierno, con casi 30 años de experiencia, directora del seminario de Marketing Político del ITAM; Alonso Cedeño, experto en comunicación estratégica, operaciones gubernamentales, planes de continuidad de negocio y manejo de crisis, y columnista en El Universal;  Luis Rodolfo Oropeza, ganador del premio Consultor Revelación del año, Reed Latino 2016, estratega político y digital, y socio director de la firma Día D Consultores; Andrés Elías, ganador del Reed Latino 2016 por su estudio sobre la comunicación de gobiernos y candidatos a través de las redes. La información anterior proporcionada por la aplicación del evento, “Campaign Tech Mexico.”

El público se dividió en un instante. Ya no eran unos mayores, otros más jóvenes; profesores, laboristas y estudiantes quizá. Las cabezas, que desde arriba se veían todas iguales, sentadas unas a lado de otras, atrás o adelante, formaron líneas imaginarias de priístas, panistas, perredistas y morenistas.

Al ser el tema sobre política mexicana, por supuesto iban a tocar el tema de los partidos políticos, algo que existe y nos rodea; sin embargo, la imparcialidad desapareció cuando rostros de militantes conocidos aparecían en la pantalla y grupos de personas se alborotaban entre griteríos. ¿Audiencia también militante? Quizá.

Durante las ponencias, el manejo del proyector estuvo fallando de manera técnica o por personal, pues varias veces los expertos esperaban para poder pasar las diapositivas de sus presentaciones y continuar. Este problema se acentuó cuando expuso la siguiente pareja de profesionales, Antonio Roldán y Rafael Carreón, fundadores de Roldán Carreón & Asociados: firma de estrategia y comunicación especializada para persuadir la conciencia colectiva en cuestiones políticas. Su (dramático) video introductorio se reinició causando risas entre el público y desesperación de los expertos; durante la ponencia, su presentación digital también tuvo complicaciones.

Una vez encarrerados ambos expertos, estos explicaron que toda campaña política “debe tener una causa.” Peculiarmente, esta palabra estaba escrita (en la presentación digital) en mayúsculas y de color azul. Sin ahorrarse la explicación, uno de los profesionistas mencionó que llevaba ese tono porque sabían que en la audiencia había público con inclinación al Partido Acción Nacional. La parte baja del auditorio se alborotó entre bullicios y aplausos que duraron poco pero marcaron bien la posición.

Después de alguna canción de reggaetón o electrónica las luces se volvieron a apagar. Y, como si el resto hubieran sido los teloneros en un concierto de algún gran artista, con voz más vívida, el conductor detrás del escenario presento al gobernador del Estado de Puebla: José Antonio (Tony) Gali Fayad. Nuevamente, el griterío frente a la tarima se endureció y los aplausos tardaron más en cesar. El góber salió avivado de entre las cortinas saludando (de la manera que suelen hacer los políticos: el micrófono en una mano y la otra alzada hacia el cielo) a su público.

Gali Fayad, más que explicar la metodología de sus campañas, relató el proceso de sus puestos y abrochó con los logros que ha tenido siendo político. Afirmó cuestiones como las de persistencia y estar en contacto con el pueblo, pero de una manera política más que mercadológica, por supuesto. Una vez que terminó su exposición, ofreció al público tener una sesión de preguntas y respuestas (el único que tuvo la opción de hacer eso hasta ese momento del congreso). Entre la parte media de la audiencia, algún espectador gritó un par de veces: ¡los huachicoleros! El gobernador le respondió presumiendo sus mandos y estrategia de seguridad.

La segunda parte de la jornada la tomaron Sergio Zaragoza, CEO de Botón Rojo, una de las mejores casas consultoras especializadas en estrategias digitales en toda América Latina; Ramón Ramón, asesor político de gobiernos, partidos políticos y candidatos en materia de políticas tecnológicas y comunicación; Carlos Gutiérrez, consultor especializado en la definición e implementación de estrategias de social media, y colaborador en la campaña española de Mariano Rajoy; Víctor Serrano y Aline Ross, consultor político e investigadora, ambos trabajan en la nueva imagen de Tamaulipas, coordinando la estrategia, tecnología y fiabilidad de medición; Gonzalo Serangelo, estratega digital en la campaña presidencial de Perú y asesor de procesos electorales; Business Thinking (Armando León y Jorge Caramillo), empresa especializada en estrategias de comunicación y marketing, casa consultora digital; Mario de la Rosa, “creador y director general de Nación 321, […] pionera en documentar la intención del voto millennial rumbo a las elecciones presidenciales de 2018; Diego Bassante, experto en el uso de Facebook por parte de gobiernos y partidos políticos, diplomacia digital y gobierno electrónico;  Gary Alazraky, célebre cineasta mexicano, productor de la serie Club de Cuervos para Netflix.

En esta segunda parte, algunas butacas se vaciaron, pero en su mayoría seguían ocupadas; la audiencia se apagó, dando aplausos más sutiles a los ponentes. Los temas expuestos siguieron estando relacionados con el tema central: marketing político en redes sociales, el uso de la tecnología para ello y cómo impactar a los millennials. La cuestión de los políticos no se reavivó hasta la ponencia de Mario de la Rosa, quién mostró videos de su plataforma y sacó risas y carcajadas del público. En este punto la temática no fue tanto sobre el éxito electoral sino sobre cómo hablarle al sector juvenil. Por supuesto, con bromas sobre algunos militantes, que tal vez no le causó gracia a los fans de la primera parte de las conferencias. Tras el bullicio de risas y burlas, el silencio predominó de nuevo.

Finalmente, el presentador mencionó a Gary Alazraky: el ponente estrella de la jornada, y el último. El resto de los presentadores, incluso el góber, quedaron de lado (como teloneros de nuevo) y salió el aclamado cineasta. Alazraky, carismáticamente expuso sobre el cambio que quería hacer en la televisión mexicana, cambiar las pautas de producción y crear algo “verdadero.” “Verdadero” fue el consejo que el productor le dio a la audiencia para poder crear cosas, incluyendo una campaña política.

Antes de que encendieran las luces y después de que se despidiera el cineasta el auditorio se comenzó a vaciar poco a poco. Eran las 21:00, el cielo estaba oscuro y el piso mojado por la lluvia que debió haber caído durante la tarde.

Sin parar, sin agotar el tema y con más por decir, el sol dio su ciclo completo mientras el congreso debatía en varios aspectos el marketing político o, a veces, sólo político.

 

Por: Silvia Caballero Alcalá

silvia.caballeroaa@udlap.mx

 

Last modified: 5 Septiembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *