Detrás de Víctor Victoria

Written by | Ágora

En el ensayo de la obra Víctor Victoria es sencillo perderse en la historia y olvidar que estoy allí para observar.  Las actrices, actores, bailarines, bailarinas y cantantes algunas veces rompen la ficción para preguntar, en una voz tenue, dudas  sobre escena. También para reír, aplaudir a sus compañeros, calentar, cambiar ciertos pasos y mejorarlos.

Luz Elena Martínez Ibarra, coordinadora de Teatro Musical y Ópera UDLAP, me recibe en su oficina y puedo ver que se han agregado cosas desde la última vez que estuve ahí para saber más del proyecto musical Drácula. Detrás de ella, sigue estando un sombrero puntiagudo, un libro de El mago de Oz, pero ahora también hay unos cuantos dibujos sobre unos pares de post- it que aluden a día de muertos. Sobre su escritorio que siempre mira hacia la puerta, también cambio la escenografía, y es que donde hubo algún cuaderno con bocetos de vestuarios, hoy hay un cuaderno con la portada llena de ilustraciones pertenecientes a obras de teatro.

Al preguntarle acerca de cuáles han sido los mayores retos en esta obra, sonríe y me dice que se busca hacer musicales distintos cada año, y buscar retos más grandes. “Esta vez tuvimos alrededor de cuatro opciones, donde se busca que cumplan ciertos requerimientos” me dice.

“Víctor Victoria nos enamoró a todos. La música, el tema, la versatilidad de personajes y cómo podían agregar un reto mayor a los actores que les interpretaran”. Para ella esto representa uno de los principales argumentos a la hora de elegir que se montara, y además lo describe como un musical actoralmente, coreográficamente y musicalmente difícil.

El musical narra la historia de Victoria, una mujer que en una noche fría en París tomará una decisión que cambiará su vida y la de varios personajes. Desde París a Chicago; el musical estará acompañado de una orquestación más grande a la que usualmente se usa. Al respecto, nos cuenta que “La orquesta Symphonia creció, tuvo un proceso diferente.[…] Agregó nuevos instrumentos como acordeón. Y esto también representó un reto”.

Respecto a las audiciones, que suelen hacerse para toda la comunidad UDLAP durante la primera semana de clases, nos comenta que se buscó que cumplieran un rango vocal específico, ya que “es un proyecto estudiantil,  que se vuelve  profesional por la calidad.” Múltiples estudiantes, de distintas licenciaturas, están participando, desde idiomas, bioquímica clínica, y relaciones multiculturales, entre otros.

Por otra parte, la coordinadora de la obra menciona que “el proceso es recibir el libreto y las partituras, despues vemos el montaje, ver cómo será adaptada y así dejar un sello persona: el enfoque que se quiere dar como equipo, nosotros como Universidad; decidir la estética, el mensaje que se dará, como estará relacionada escenografía, vestuario y montaje.”

Además, la producción trabajó con PCyP (Grupo de Psicología Clínica y Performance) de la UDLAP, para poder trabajar con las personas y perfilarlos al mensaje que iban a transmitir al público. Sobre el resto de la producción, la coordinadora mencionó que “La ficción se realiza en los 30, pero lo que queríamos era dar un enfoque estéticamente más moderno, ya que se lo vamos a entregar a gente del 2017. El diseño de escenografía corrió a cargo de un exalumno de arquitectura, Mauricio Salgado, que fue llevándolo un poco a lo excéntrico, con tintes de Art-deco que es cómo lo que había en los años 30 y con un poco de modernidad”

Por último, invitó a todos los espectadores a asistir a la función, que se estrenará el día 27 de octubre y tendrá funciones hasta el 5 de noviembre, para generar conciencia y ver cómo esta obra y sus personajes, siguen siendo aplicables, aún hoy en día.

Mariana Bribiesca

mariana.bribiescaro@udlap.mx

Last modified: 27 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *