La actividad cerebral después de la muerte

Written by | Ciencias

Primero creímos que el átomo era una partícula indivisible y la dividimos. Creíamos que después de que el corazón dejara de bombear todo el sistema neuronal se desactivaba; ahora estamos a un paso de tener un estudio que demuestre cómo la actividad cerebral es posible después de la muerte.

En marzo de este año el Canadian Journal of Neurological Sciences publicó “Electroencephalographic Recordings During Withdrawal of Life-Sustaining Therapy Until 30 Minutes After Declaration of Death”, estudio en el que analizó la actividad cerebral de cuatro pacientes después de que su corazón se detuviera.

Cuando el corazón se para no fluye la sangre, lo que ocasiona la pérdida paulatina de la actividad cerebral. Para sorpresa de los investigadores, al realizar el encefalograma se lograron obtener lecturas de ondas delta en uno de los cuatro pacientes; ondas que antes solo habían sido registradas cuando el cerebro está en un sueño profundo. La actividad cerebral después de la muerte se ha llegado a registrar hasta durante cinco minutos, mientras que en el paciente mencionado anteriormente, se registró actividad cerebral durante diez minutos después de su deceso.

Dentro de un lapso de treinta segundos después de la muerte, el cerebro libera una sustancia química que lo protege, provocando una serie de impulsos eléctricos. Estos producen alucinaciones intensas, lo cual podría ser una explicación al fenómeno del túnel y la luz al final del camino, al igual que ver toda tu vida pasar frente a ti.

La investigación de Canadian Journal of Neurological Science puede ser un parteaguas para futuros estudios en problemas cerebrales, neuronales e incluso de memoria.

Desde una perspectiva futurista, se podrían tomar registro de las últimas actividades del cerebro, convertirlos en datos y obtener los últimos recuerdos de la persona fallecida. Dicha información podría ser utilizada tiempo después para investigación forense, como es el caso de la serie Stitchers. En esta serie, las personas que presentan una alta actividad cerebral son llamadas a un proyecto en el cual se les conecta por medio de máquinas a la memoria del sujeto fallecido. De este modo, entrando a sus recuerdos como si estuviera en un juego de realidad virtual donde la protagonista juega el papel de la persona asesinada y así, al acceder el inconsciente, saber quién fue el perpetrador.

Roxana Montserrat Rodríguez Alfaro

roxana.rodriguezao@udlap.mx

Liliana Sánchez Villanueva

liliana.sanchezva@udlap.mx

Last modified: 15 octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *