Psicópata: un cerebro diferente

Written by | Ciencias

La Mesa Interina de Biología, Química, Ciencias Farmacéuticas y Bioquímica, organizaron una plática sobre el funcionamiento del cerebro de un psicópata.

La conferencia “Psicópata: un cerebro diferente” fue impartida por el doctor Victorino Alatriste, quien es especialista en el tema de trastornos psicóticos. El ponente capturó la atención de los estudiantes presentes citando una de las frases célebres del primer psicópata registrado en la historia, Petiso Orejudo o Cayetano Santos, quien cometió una serie de asesinatos en Argentina a principios del siglo XX: “Me gusta ver trabajar a los bomberos… es lindo ver como caen en el fuego”. Victorino Alatriste explicó que esta frase tan simple mostraba su falta de empatía, lo cual es el primer indicador que presentan las personas con este trastorno.

El doctor Alatriste recalcó la diferencia entre un sociópata y un psicópata. Un sociópata muestra sentimientos genuinos de arrepentimiento y tristeza, mientras que un psicópata no siente más que éxtasis sexual y felicidad al causar dolor.

El ponente mostró las diferencias entre el cerebro de una persona común con el de un psicópata al momento de ser expuestos a diferentes imágenes, las cuales deberían de provocar algún sentimiento dependiendo de su contexto: alegría, tristeza, dolor, empatía, ternura, etcétera. En la ilustración se pudo ver claramente como distintas partes del cerebro de una persona neutral se activaban al momento de ver las imágenes, provocando alguna reacción, mientras que el cerebro del psicópata permanecía igual.

En sus conclusiones, el doctor Alatriste determinó que las características usuales en un psicópata son:

● Trastornos de comportamiento.

● Habilidad de adaptarse a cualquier situación.

● Facilidad de cautivar a las personas.

● No sienten empatía u otro sentimiento.

Durante la ponencia del 24 de noviembre, se resolvió la duda sobre si se nace siendo un psicópata o si es algo que se adquiere con el paso del tiempo. La respuesta es sí en ambos casos, ya que, según Alatriste, estudios han demostrado que la psicopatía es hereditaria y que de igual forma puede formarse en el individuo si se sufre de abuso físico o emocional o si la parte derecha de su cerebro es afectada por un golpe. Desafortunadamente, las investigaciones actuales aún no encuentran un tratamiento que sea efectivo para esta patología; sin embargo, el tema sigue causando interés y creando debates entre los expertos en la materia.

Diana Sofia Cortez Woo

diana.cortezwo@udlap.mx

Last modified: 27 noviembre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *