El mejor equipo de México

Written by | Opinión

Los Campeonatos de liga frente a Tigres, Toluca y Toros Neza; pelear por el descenso; los subcampeonatos frente a Pumas en Liga y Puebla en Copa; humillar al eterno rival en su centenario y ser humillados –en repetidas ocasiones– por ellos en nuestro estadio, son algunas de las cosas que pasaban por mi cabeza antes de sintonizar el partido que enfrentaba a la máxima casa de estudios en México y al equipo más importante de este país. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) contra el Club Deportivo Guadalajara terminó con un marcador de uno por uno.

Apoyar a un equipo, local o internacional, es uno de los mayores placeres de la vida. La sensación de ver ganar o perder a tu equipo es incomparable. Ser un buen aficionado significa apoyar en las malas y disfrutar en las buenas, aguantar las burlas de tus amigos, si todo va mal, o burlarte de ellos, si todo va bien; durante 90 minutos se pueden convertir en tus rivales pero nunca en tus enemigos.

No tengo claro cómo comenzó mi pasión por el fútbol pero de los primeros momentos que recuerdo fue cuando un familiar me regaló el jersey del mejor equipo de México.

El Club Deportivo Guadalajara cumplirá 112 años el próximo 8 de mayo. Es uno de los tres equipos en el mundo que no utiliza jugadores extranjeros o naturalizados; la época del club denominada como Campeonísimo instauró por completo la idiosincrasia sobre los jugadores nacidos en este país y la cual se ha mantenido hasta la fecha. A partir de esta época dorada, los momentos de gloria han aparecido por lapsos cortos; hay un contraste significativo entre conseguir siete títulos en la década de 1950 y cinco títulos en los siguientes 50 años.

En el fútbol mexicano hay dos equipos que se consideran los más importantes del medio, su nivel de convocatoria, historia y palmarés los respaldan, sin contar que tienen entre sí la rivalidad más importante del balompié nacional. El Clásico nacional se disputa entre el Rebaño Sagrado y las Águilas del América. Estos equipos son los que más levantan pasiones en este país, no es una cuestión regional: a donde quiera que vayan juegan como “local” y tienen aficionados a lo largo de todo el territorio mexicano. Con doce títulos de liga respectivamente comparten el podio como los equipos más ganadores.

A pesar de los títulos conseguidos a lo largo de su historia, se hace un énfasis en la nula regularidad que ha tenido el equipo tras su periodo más glorioso como club. Uno de los factores que ha determinado el rumbo del equipo torneo a torneo es su idiosincrasia; es complicado determinar si tiene un impacto positivo o negativo solo contar con jugadores mexicanos. Por un lado, el equipo ha logrado coronarse en doce ocasiones y compite por ser el mejor equipo del país, pero por otro, en los últimos 50 años, ha conseguido un título cada diez años.

El rendimiento del equipo en esas cinco décadas es muy bajo para llegar a ser el más importante de manera indiscutida. La idiosincrasia ha jugado un papel vital para determinar el avance del club a lo largo de la era profesional: la idea de solo utilizar jugadores que nacieron en este país contrasta con la de fichar extranjeros de muy alta calidad que han marcado un antes y un después en sus equipos. Saturnino con el Toluca, el Chupete con Monterrey y Gignac con los Tigres han sido de los últimos foráneos que llevaron a lo más a alto a sus respectivos clubes.

En el fútbol mexicano ningún otro equipo tiene la idiosincrasia de las Chivas, por lo que ninguno se abstiene de contratar jugadores extranjeros, que en algunos casos son de muy alta calidad pero en muchos otros no rinden más que un jugador mexicano. En los últimos años, las Chivas han sufrido más de lo que han disfrutado, al grado de pelear por el descenso y sumar varios torneos sin calificar a la liguilla; su contraparte ha tenido momentos negativos pero no en la misma medida que los jaliscienses.

Durante doce años los rojiblancos tuvieron más títulos que las águilas. Las águilas entraron en una buena racha y lograron superar al rebaño para ser el máximo ganador de torneos de liga en México con doce preseas. A las Chivas les tomó tres años alcanzar a los azulcremas. Es complicado decidir si jugar con puros mexicanos es una ventaja o desventaja para la institución, se compite por ser el máximo ganador pero la irregularidad torneo a torneo ha predominado en los últimos años; levantar un título aproximadamente cada diez años representa una a negativa.

A final de cuentas son los dos equipos más ganadores de este país, el clásico nacional es el partido más importante del torneo y cada uno necesita del otro para coexistir; a pesar de ambos tener rivales en sus ciudades, ninguna otra supera la rivalidad entre rojiblancos y azulcremas.

Disfrutamos cuando el otro equipo pierde un partido intrascendente o una final y siempre vamos a considerar que nuestro equipo es y será el mejor en este país. El fútbol es apasionante pero nunca debemos permitir que eso nos transforme como aficionados y nos haga olvidar que solo es un partido de fútbol.

Pablo Reyes Lombardo

pablo.reteslo@udlap.mx

Last modified: 28 febrero, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *