López Obrador y la incertidumbre

Written by | Opinión

Volví a ver la conversación entre López Obrador y Grupo Milenio. Sin el ruido ni las peleas que se dieron ese día en el nuevo campo de batalla llamado Twitter. Creo que vale la pena analizar con calma lo que el candidato dice que hará. La incertidumbre es una palabra que se asocia con el abanderado de Morena, sin embargo, me niego a esa idea y trataré de argumentar el porqué.

En esta conversación, vemos a López Obrador, confiado de sí mismo, llamando a cancelar las reformas energética y educativa. Al hablar del acceso a la educación universitaria, lo resume con una frase: “becarios sí, sicarios no”. Para lograr este objetivo se utilizarían 110 mil millones de pesos al año, al cuestionarlo sobre la capacidad de las escuelas públicas afirma que habrá acuerdos con las instituciones privadas.

Afirma que los candidatos independientes lo están del pueblo, pero no de la mafia del poder. No confía en la sociedad civil y acusa al INAI ser tapadera del caso Odebrecht. Trata con desdén a las iniciativas independientes, en su administración estas podrían ser ignoradas, porque para el candidato no son independientes, son simulaciones.

Considera que el aborto, el matrimonio igualitario y la adopción por parejas del mismo sexo debe llevarse a consulta; dice que no puede dar una opinión por respeto a su base – sin duda lo que más me sorprendió de la entrevista. Esto refleja más de la sociedad que de él mismo. Para un sector de la sociedad, los derechos de los individuos son algo negociable.

Está convencido de que realizará la cuarta renovación del país. Primero fue la Independencia, después la Reforma y luego la Revolución. El convencimiento de esto no solo es abrumador, genera desconfianza: hay un límite entre aspirar a crear un cambio que trascienda a la historia como los antes mencionados y estar completamente seguro de que así será.

Después de una hora y media del programa, ya casi al final, López Obrador lanzó la que fue la noticia más atacada por el gobierno y por los empresarios, por sus oponentes y por algunos críticos: revisar los contratos del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. La corrupción es la razón por la cual lo quiere hacer, el tema medular de su campaña.

Finalmente, como se puede observar, López Obrador es un candidato que está diciendo lo que hará o tratará de hacer si gana la presidencia. Aquellos que creen que generará incertidumbre simplemente lo están ignorando. En esta entrevista se puede ver a un López Obrador de cuerpo entero, nos advierte los conflictos y las batallas que dará desde su administración. La viabilidad de sus propuestas es otro tema que amerita un análisis, sin embargo, todos estamos conscientes de lo viene.

*Analizo la entrevista porque es de mayor acceso y flexibilidad, pero recomiendo la lectura de su libro: 2018: la salida. Decadencia y Renacimiento para comprender de mejor manera al personaje y lo que propone.

Alexis Murillo Corona

alexis.murilloca@udlap.mx

@Mc1998Alex

Last modified: 4 abril, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *