UPAEP termina con el dominio azteca en el Clásico Poblano

Written by | Deportes

Es día de Clásico Poblano; día de básquetbol universitario entre los Aztecas de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) y las Águilas de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Es viernes 16 de noviembre, es la primera vez que se juegan dos clásicos en un mismo semestre, a tan solo unos minutos de las 17:30 horas, cerca de la UPAEP, se observa una fila que ocupa tres cuartas partes de la calle, para comprar boletos. En punto de las 18 horas se da el acceso a prensa y me adentro en la duela de un calmado Nido. En pocos minutos las gradas comenzarán a llenarse. Se le da preferencia a la comunidad universitaria y poco a poco empiezan a entrar puras camisetas rojas. Unos minutos después empiezan a arribar un puñado de personas que visten de verde.

Falta una hora para el silbatazo inicial, ya no hay espacio en las gradas, pero no se ha alcanzado la capacidad máxima; parece que el puente vacacional si tuvo efecto. Ambos equipos salen a calentar y ya se empieza a sentir un ambiente diferente.

La última hora se pasa volando, el sonido local anuncia la alineación de los Verdes entre abucheos. De pronto, aparece un grupo de niñas formando fila y uno a uno se presentan los jugadores de las Águilas; es todo un show. Aparece Iván Montano (#9), el mejor jugador de la UPAEP. La grada local estalla en aplausos, honor a quien honor merece. Los locales visten su típico uniforme color rojo, mientras que la UDLAP salta a la duela con camisetas blancas con detalles naranjas.

 

19 horas, el balón está en el aire y arranca el partido. “¡Verdes!”, grita la porra azteca. Me les uno al grito de apoyo, pero inmediatamente los locales responden, “¡UPAEP!”. Nos superan en número, se nota que estamos lejos de Cholula.

Los Aztecas anotan primero. Inmediatamente responden los de rojo. Iván Montano (#9), de la UPAEP, es escurridizo, constantemente los Verdes cambian a su defensiva. Salvador Martínez (#11) y Jorge de la Serna (#9) de los Aztecas, son los que mejor se han visto en la duela. No obstante, termina el primer periodo con empate a 20 puntos.

Empieza el segundo cuarto, las Águilas juegan mejor. ¡Defense! La grada visitante le da ánimos a su defensa para que eviten a toda costa los encestes del rival. Los Aztecas parecen peleados con el aro y este no cede fácilmente. Antes del medio tiempo, los Aztecas juegan mejor y gracias a Moisés Andriassi (#1) y Ángel Peralta (#17) se mantiene el empate. 44 a 44, nada para nadie.

15 minutos de descanso para ambas escuadras en busca de un cierre espectacular. Las personas aprovechan para levantarse, estirarse, comprar algo de comer o visitar el baño. Unos minutos después, ambos equipos regresan a calentar antes de que se reanude el encuentro.

Arranca el tercer cuarto, las Águilas juegan mejor. Iván Montano (#9) hace de todo y parece imparable para los Verdes. Uno de los mejores armadores del basquetbol universitario en su máximo nivel. Los gritos, abucheos y porras, alientan a los Aztecas a no darse por vencidos. No obstante, parece que no funciona. El capitán de las Águilas esta imparable y hacen trisas a la defensa azteca. Los locales se van 12 puntos arriba al terminar el tercer periodo. Pero esto es basquetbol y una ventaja así no es determinante, los Verdes tienen 10 minutos para regresar al juego.

La intensidad se mantiene en el último cuarto. Los Verdes no buscan arriesgar de más, pero los de rojo están empeñados en evitar la remontada. Los locales empiezan a despejarse nuevamente; apenas los Aztecas reducen la ventaja, estos la recuperan e incluso aumentan. Restan 6 minutos, la derrota azteca está prácticamente pactada. El grito de “¡UPAEP, UPAEP!” se escucha cada vez más. La grada visitante empieza a gritar menos y a denotar caras largas.

En los últimos instantes, los de verde solo buscan encestar a cualquier costo, descuidando su canasta. Iván Montano (#9), capitán águila, anota un par de triples y estalla el Nido. No obstante, el festejo se ve enmudecido por una caída terrible de un jugador azteca, el novato Jorge de la Serna (#9) abandona la duela con ayuda de sus compañeros. El coach de las águilas, Javier Ceniceros, manda una señal a sus jugadores para que alarguen las posesiones y termine el encuentro.

Score final: 92 a 72. La gente aplaude y grita ante la victoria de los locales. Las Águilas de la UPAEP rompen con una racha de 10 juegos seguidos sin vencer a la UDLAP de la mano de su capitán Iván Montano (#9), quien tuvo 19 puntos y 15 asistencias. Ambos equipos se van a los vestidores y poco a poco se empiezan a vaciar las gradas. Por primera vez desde que asisto a este encuentro, la UDLAP no ganó. Fue un buen clásico, el último clásico que cubro para la Catarina. ¡Gracias Aztecas y Águilas, siempre dan buenos espectáculos!

 

Carlos Iván Bernal Moreno

carlos.bernalmo@udlap.mx

Fotografía: Staff La Catarina.

Last modified: 22 noviembre, 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *