López Obrador: creador de realidades

Written by | Opinión

Todos los días, en una sala invadida por la madrugada, el presidente Andrés Manuel López Obrador se coloca frente a un micrófono color negro y habla, con su tono lento y tan particular, a unos periodistas que, desde primera hora, están pendientes de la pauta del día. No hay un solo medio serio o importante que no tenga un reportero en Palacio Nacional para escuchar lo que el presidente quiere decir.

Cada mañana la agenda del debate público es determinada por él, nadie más tiene la atención de los medios como López Obrador, y la razón es obvia: es el presidente. Estas conferencias son nuevas para los medios mexicanos, nunca habían tenida a un residente de Palacio Nacional a su disposición, además de que el personaje más poderoso de la vida pública está dispuesto a responder sus preguntas. Sin embargo, como lo reconoció con lucidez Salvador Camarena, el presidente lanzó una trampa y los medios no pudieron evitar caer en ella: López Obrador no está a disposición de los medios, sino al revés. Ninguno puede ignorarlo, y quien se atreva a hacerlo está condenado a perder la nota del día o de la semana.

Bien lo dijo Héctor Aguilar Camín: “López Obrador crea una realidad política con su palabra”. El presidente no solo tiene en sus manos a los medios, sino a todos los actores políticos. Quien controla la agenda y la discusión pública termina controlando todo en la política. Creo que con una analogía se entenderá mejor:

Si el presidente sale y habla de los elefantes, en la mañana los portales de noticias tendrán la foto de López Obrador junto a la foto de un elefante, en la tarde los medios ya habrán hablado con todos los expertos en elefantes del país y en la noche las mesas de debates discutirán si es correcto hablar solo de elefantes e ignorar a los leones, a las jirafas y a los delfines. Y en Twitter habrá discusiones interminables divididas en dos grandes bandos: quienes apoyan al presidente (#ConLosElefantesSí) y quienes están en su contra (#AllTheLivesMatter).

Al día siguiente, todos los reporteros estarán preparados con preguntas inteligentes y bien fundamentadas sobre los años de vida de los elefantes, sobre el hábitat más idóneo para esta especie, sobre las acciones de otros gobiernos para protegerlos. Sin embargo, el presidente tomará el micrófono y hablará una hora entera sobre las abejas y la propuesta del gobierno para salvarlas.

Todo el trabajo de los reporteros se irá a la basura. Algunos miembros del congreso que ayer hablaban de las mentiras que dijo el presiente sobre los elefantes, hoy salen a defender la autonomía de la abeja. Los medios empezaran a contactar a los apicultores y para la noche ya estará preparando un debate con una pregunta pertinente y urgente: ¿las abejas están peligro o el gobierno nos quiere distraer?

La discusión política es manipulable y moldeable solo por actores que tienen la capacidad para hacerlo. El presidente de la República es tan efectivo en este rubro no solo porque conozca a los medios y a sus opositores, sino porque nos conoce a todos nosotros, incluso mejor que nosotros mismos.

 

Alexis Murillo Corona

@AlexisMurilloC
alexis.murilloca@udlap.mx

Last modified: 24 febrero, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *