Demasiada información

Written by | Opinión

“El calentamiento global está empeorando”, “las corporaciones son malignas”, “el capitalismo es un sistema tóxico”, “debemos concientizar a la gente” son frases que últimamente he estado escuchando sin parar. El mundo pasa por una situación social difícil, y sin duda muchos ya estamos hartos de eso. Hartos no solo de lo que está pasando en el mundo, sino de que se nos repita incesantemente todo. Los medios de información han sido importantes para mantenernos al tanto de la situación actual, pero repetir los mismos mensajes vuelve a la difusión algo contraproducente.

Hoy día no solo es bueno informarse. El mundo cambia drásticamente de forma tan constante que es necesario tener información actualizada al momento. No por nada nuestras redes sociales han de estar llenas de eventos recientes de impacto global. Pero ahí está el problema: en el hecho de que puedan estar llenas. ¿Llenas de qué? Llenas de la misma noticia de hace cinco días; del mismo video sobre cambio climático; del mismo tipo de memes anticapitalistas una y otra, y otra, y otra vez. Con que entres a Facebook puedes confirmarlo.

Tanta repetición de lo mismo nos lleva a bloquear esa información de forma inconsciente. La información llega como un puñado de letras, imágenes incoherentes o ruidos a nuestros sentidos. Gracias a eso, todo el propósito de ese artículo, esa nota, ese video o ese meme que pasa frente a nosotros se pierde. Damos por hechas las problemáticas mientras suceden porque de tanto que vemos contenido al respecto ya no nos extraña volverlo a escuchar.

Hasta cierto punto podemos considerar que para poder volver a hacer que el contenido que consumimos en medios de información nos impacte, hay que pensar en mejores maneras de hacer que nos llegue. Hay que buscar formas de que no repitamos las mismas ideas que otros. Hay que darle valor agregado propio a las ideas para evitar que se vuelvan bienes homogéneos en el mercado de la información. Hay que romper con esquemas tradicionales de consumo de contenido o reflexionar, de forma aterrizada pero profunda, cómo nos afectan directamente a nosotros las problemáticas que se viven en todo el mundo.

Después de todo, hoy día la información siempre está a nuestro alcance. El punto es inventarnos nuevas maneras de hacérnosla llegar y que le podamos dar valor agregado a lo que ya existe. Y si al acabar esta columna no puedes recordar lo que dije, puede que te hayas cansado con tanta repetición.

 

Ann Cervantes Trejo

antonio.cervantesto@udlap.mx

@ac_trejo21

 

Last modified: 15 marzo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *