En nombre de, ¿quién?

Written by | Opinión

Antes que nada, quiero ofrecer mis condolencias a las víctimas de la tragedia ocurrida en Christchurch, Nueva Zelanda, a sus familias y a la comunidad musulmana. No me siento más que horrorizada, enojada y decepcionada del mundo en que vivimos actualmente. También quiero pedirles que en este momento de odio nos unamos en paz y con la única intención de ayudar y no violentar. Ya vivimos suficiente violencia este fin de semana, no necesitamos más.

Me duele hablar de esto, de verdad me duele en todo mi ser. Con tantas noticias de tiroteos, creí (o más bien quería creer) que aprenderíamos de esto. No solo me lastiman esas vidas perdidas, sino lo que pasó después. Para los que no lo saben, la tragedia fue grabada en vivo y subida a varios lugares de internet, y, aunque las redes sociales están haciendo lo mejor para eliminar el video, la gente lo sigue y sigue subiendo. Además de esto, el atacante subió también todo un “manifiesto” con sus sentimientos de ira irracionales hacia la religión musulmana.

Cuando pasan eventos de esta magnitud e índole, internet suele compartir las redes sociales del atacante, su nombre, sus fotos, su manifiesto. Con esta columna lo que les quiero pedir es que, por favor, no sean parte de esto. Estos individuos viven para este tipo de atención, quieren que su cara sea conocida y su mensaje oído para completar su misión.

Esta persona, cuyo nombre me abstengo de mencionar, no merece más que cumplir su sentencia. No le demos atención. ¿Por qué merece minutos de nuestro día cuando le arrebató la vida a 50 individuos? ¿por qué desperdiciar un click en su perfil cuando podemos usar esos clicks para donar dinero a los familiares de las víctimas?

Los invito a hacer la peor pesadilla de este asesino una realidad. Tenemos que dejar a este individuo en el oblivion. Que en 30 años no se recuerde ni su cara ni su rostro, sino que nos acordemos de las víctimas y de aceptarnos el uno al otro. Al final, todos compartimos este mundo. Mejor compartámoslo en paz.

Les dejo un link en el cual pueden donar a las víctimas de esta tragedia.

 

Anna Gabriella Cavagliano Martínez

@AnnaGabriellaCM

anna.cavaglianomz@udlap.mx

 

Last modified: 19 marzo, 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *