100 años de ‘Nosferatu’

Written by | Ágora, Must Watch

Marzo fue un mes de celebración para todos los fanáticos del cine de terror, pues una de las obras pioneras del género cumplió 100 años desde su estreno. Se trata de, Nosferatu, eine Symphonie des Grauens, la película muda alemana lanzada en 1922 y que forma parte del expresionismo alemán, una corriente cinematográfica sumamente popularizada en aquella época.

Con motivo de este aniversario, es oportuno analizar esta obra cinematográfica a exactamente 100 años de su estreno.

Como una adaptación de la novela de Drácula de Bram Stoker y dirigida por F.W. Murnau, la película cuenta la historia del joven Thomas Hutter, quien es enviado a visitar al conde Orlok bajo la encomienda de que le busque una nueva casa. En el camino, recibe varias advertencias de los hogareños acerca de que no debe acercarse a ese lugar. Sin embargo, Hutter lo ignora y llega al castillo del conde.

El joven resulta ser recibido por el mismísimo conde, cuyo aspecto es sumamente extraño y luce más como un vampiro. Pronto, Hutter se da cuenta de la verdadera naturaleza de Orlok, y estalla su preocupación al darse cuenta de que su amada corre peligro. Es aquí, donde comienza una cruzada por evitar que el vampiro llegue a su objetivo, y con esto lleve a la destrucción y a la peste a su paso.

Con un productor fascinado por el ocultismo, Nosferatu se considera una de las obras más importantes del cine de terror, pues evoca un sentimiento de extrañeza al verla, así como un aura misteriosa que, aún pasados 100 años, continúa vigente.

Max Schreck es el actor encargado de interpretar al conde Orlock, y más allá de su aspecto siniestro que realmente causa incomodidad en el espectador, su nivel actoral destaca demasiado y es uno de los puntos más fuertes de la película. Incluso, durante muchos años, existió el falso rumor que Schreck realmente era un vampiro, pues su papel en Nosferatu fue tomado con tanta credibilidad que las personas quedaron sorprendidas realmente.

Otro punto sumamente importante es como la narrativa maneja la presencia del vampiro como una verdadera peste para todos aquellos lugares en los que llegaba, lo cual puede prestarse a muchas interpretaciones cercanas al contexto social y político de aquella época en Alemania y que incluso dicho argumento fue usado en ese entonces como una referencia antisemita.

Pese a que el cine mudo muchas veces pueda resultar aburrido para algunos espectadores, Nosferatu es volver a los inicios del terror moderno –adentrarse a un mundo misterioso cuya esencia radica en la construcción del proyecto, así como este lleva de una manera primitiva y original la historia de Drácula con elementos que más tarde se volverían clásicos distintivos del personaje.

Pedro Jesús Nava Landin
Reportero
pedro.navaln@udlap.mx

Last modified: 8 abril, 2022

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *