diana.cortez Author

Amor virtual

El amor es algo hermosamente complicado. Esto no es algo desconocido por los medios de comunicación masivos, y suelen explotarlo a su máxima capacidad. Siempre te puedes...

No eres tú…somos todos.

Quizás una de situaciones más reconfortantes y liberadoras de aprender es que nada importa. No estoy hablando del nihilismo ni sobre cómo ser un misántropo. Tampoco me refiero...

La banda presidencial

El fin de semana, el Presidente Enrique Peña Nieto portó la banda presidencial, en términos prácticos será la última vez que la use debajo del saco porque la próxima vez...

Una fila de niñas y una fila de niños, por favor

Siempre he sido disruptiva, desde pequeña lo fui —sin proponermelo, por supuesto— y hoy lo reivindico. Crecí haciendo cosas que los adultos me pedían que dejara de hacer...

Mexicanos, al grito de… ¿al grito de qué?

“Este 15 de septiembre no hay nada que celebrar”… de seguro hemos leído variantes de esa frase en redes sociales durante los últimos años. Yo he de diferir: tenemos...

Tragedia Humanística

Cuando pienso en el pasado, me gusta imaginar lo que hacía la gente de mi edad; me imagino los tiempos en que se enseñaba latín en la universidad, la primera universidad en...

La realidad de los años universitarios

En días como hoy, no puedo evitar ver la vida con un lente de cine y quisera que alguien como Greta Gerwig o Sofía Coppola dirigiera mis pasos. Yo se que hay un millón de cosas...

Morena y el Verde: vergüenza

La semana pasada, el Senado de República vivió un momento vergonzoso. Primero debemos recordar los hechos, el 4 de septiembre, los senadores le negaron la licencia a Manuel...

¡Al calabozo, por amar!

La primera semana de septiembre nos ha otorgado a la comunidad internacional LGBTTTI un motivo para celebrar. El Tribunal Supremo de la India, el segundo país con mayor densidad...

Innovación educativa: puertas a la reflexión

Suele pasar que muchos de nosotros ya no sentimos que aprendemos en nuestras clases. En vez de llegar a clase, parece que llegamos a la escuela de Charlie Brown a calentar...