raymundo.ricardez Author

Obligadas a ser hijas de puta

Las nuevas generaciones mexicanas heredamos todavía una estructura sociocultural injusta, una superficie social promotora del odio hacia el prójimo y abusadora de los sectores...

Memorias de la hidra mexicana: el PRI

“No hay mal que dure 100 años”, dicen por las calles mexicanas, mientras una de las joyas antiguas que emanaron de la política post revolucionaria de este país cumplía 88...

Lo que callamos en la prensa

Recuerdo cuando, en alguna no tan afortunada ocasión, me tocó cubrir una de aquellas controversiales “juntas nocturnas de CEUDLAP”. Para mi sorpresa, yo no era una...

La última carta del señor presidente

La administración de nuestro —no tan querido— representante del Poder Ejecutivo Federal, Enrique Peña Nieto, se ha caracterizado por ser objeto de crítica y repudio...

Muchos Davides para un solo Goliat

“No nací para obedecer. Nací para ejercer mi libertad de conciencia. No puedo aceptar la idea de que entre las personas o entre los países haya conductores o conducidos.”-...

Revolución de los niños crecidos

Muchos pintaban a Castro como el padre de una revolución de corte rígido. Revolución que terminó por exigirse de sí misma más de lo que podía darle a su pueblo. ¿Acaso el...

Make México chingón again

Antes que nada: ¿por qué carajo el detonante para el desarrollo de nuestro país tiene que ser el resultado de las elecciones de nuestro vecino del norte? Al parecer, el...

On turn, Trump

Pasaban los minutos de ese maldito martes; el mapa se pintaba de rojo y bastiones importantes empezaban a caer. Los demócratas lloraban, los mercados se desmoronaban y el mundo...

Al infinito y más allá

El Universo es interminable (hasta donde nos da nuestro entendimiento); su complejidad le permite al diminuto y complicado ser humano investigar, dudarse, perderse, conocer y...

El día del juicio

Haciendo cálculos, esta columna se estará subiendo aproximadamente a las 18:00 horas. del martes 8 de noviembre del 2016; lo que provocaría que yo la esté compartiendo en mis...