Juego de números

Written by | Loop, Opinión

A decir verdad, no soy una persona que acostumbre ir a los casinos. Hay algo en las apuestas que en realidad no me atrae. Mi hermano siempre dice que debería intentarlo, que con los conocimientos que tengo es probable que tenga éxito la mayoría de las veces. Recientemente leí, por uno de esos artículos que te aparecen en las redes sociales, que apostar puede ser bastante divertido, incluso si no sabes la ciencia que hay detrás de ella. Lo que me hizo pensar: si sabes todo lo que hay detrás de ella, es probable que sea súper divertido. Así que me di a la tarea de entender exactamente cómo funciona el mundo de las apuestas.

Lo primero que hay que saber es sobre probabilidad básica. Todas las probabilidades son valores numéricos que van de entre 0 y 1. Aquel evento que tenga probabilidad 0, es un evento que es imposible; por ejemplo, obtener un 7 en un dado convencional. Las probabilidades se pueden expresar de diferentes formas: fracción, porcentajes y, seguramente has escuchado el término, posibilidad.

Posibilidades son otra forma de expresar probabilidades, la diferencia radica en que mide el número de formas que el evento que se está midiendo no pasa. Es justo esta forma con la que las apuestas funcionan. Por ejemplo, supongamos que voy al casino y juego en la ruleta, con 38 posibles resultados, decido apostar al negro, por lo que tengo mi probabilidad de ganar es 18/38, o .47, y mi posibilidad de ganar la apuesta es 20 a 18, lo que significa que hay 20 formas para que pierda. Entonces los casinos, ganan más si la diferencia entre lo que pagan a las posibilidades de perder o ganar.

A diferencia de los casinos, apostar en los deportes es un poco más complejo. Si alguna vez has apostado o visto un poco cómo es que esto funciona, sabrás que hay diferentes métodos de hacerlo. Existe un corredor de apuestas, este se encarga que ninguno de los involucrados haga trampa, pero, más que nada, es quien asigna cuánto se debe pagar para que en cualquiera de los casos el corredor obtenga una ganancia. Estas posibilidades se obtienen tomando en cuenta diferentes factores, como la formación del equipo, lugar donde será el partido, suspensiones que algún equipo tiene y todo aquello que pueda afectar el desempeño de un equipo. Una vez que tiene las probabilidades que ocurra todo lo que puede afectar el resultado del partido, debe transformarlo de tal forma que la gente pueda apostar y, pase lo que pase, siga ganando.

Podría continuar explicando cómo es que funciona todo esto, pero de ser así probablemente nunca terminaría. Lo que me queda claro, es que las apuestas en realidad son simplemente cálculos matemáticos, y una vez que los entiendes, en realidad podría ser una experiencia tanto divertida como interesante. Y es así, como un juego que parecía ser de suerte se convierte en un juego de números.

Paola Osorio Escobar
paola.osorioer@udlap.mx

Last modified: 20 Febrero, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *