“No pediré permiso”

Written by | Opinión

La víspera de 8 de marzo se ha vuelto una fecha llena de movimiento. Las mujeres nos preparamos con paliacates, pintura y flores, como los soldados se preparan con uniformes, rifles y balas. Las redes sociales se llenan de actividad, los grupos de chat se vuelven juntas de consejo de guerra donde nos preparamos para luchar desde el frente que podamos alcanzar.

El surgimiento del paro “Un Día Sin Mujeres” me pareció una genialidad, pero nos topamos con una dificultad: tenemos obligaciones. El temor a las consecuencias por faltar al trabajo o a clases ha frenado a muchas, y pasó algo que nunca debió de haber pasado, pedimos permiso.

Muchas instituciones se pronunciaron a favor del paro, en mi opinión la mayoría cedió por la presión social, y comenzaron a usar este evento como publicidad. “Miren como nosotros apoyamos a las mujeres”, si cariño ya te vimos. Ahora muéstrame que acciones has tomado, muéstrame tu protocolo para la prevención y atención al acoso, muéstrame cómo es que aseguras que las mujeres que pertenecen a tu institución estarán seguras en tus instalaciones.

Con esto decidí que jamás pediría permiso para defender mis derechos, ni a mi escuela, ni a mis padres. No volveré a pedir permiso para asistir a una marcha, no pediré permiso para manifestarme, no pediré permiso para alzar mi voz. Es mi lucha y nadie me la quita, es mi lucha y no dejaré que se aprovechen de ella.

Diana Carolina Ojeda Sola
Editora de Opinión
diana.ojedasa@udlap.mx

Last modified: 12 marzo, 2021

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *