Mismo día, diferente año: La historia que no es igual y sin embargo suena.

Written by | Ágora, Libro de la semana

Después del sismo que azotara diferentes estados del país, y que zarandeara a la gente para bien o para mal, resurgieron textos que bien parecían hablarnos, llamándonos a la conciencia, a despertar hermandad, a ser sujetos de acción; invitándonos a cambiar las grietas, heridas y derrumbe por pilares más fuertes, por cooperación y empatía. Relataban historias de manos que ayudaban, recogían, salvaban, de ojos que otorgaban una última mirada. Historias de aquellos que esperaban, conteniendo el aliento y la esperanza, con puños cerrados y arriba. De los que cargaban víveres y los que yacían a la espera de ser encontrados. La memoria de aquellos que no volvieron a hablar.

Entre los textos resaltaban los nombres de Juan Villoro, Elena Poniatovwska, Benito Taibo y José Emilio Pacheco; pero de todos los libros que pudieron llegar a mí, apareció Arte y Olvido del terremoto, de Ignacio Padilla. Y si un libro es un amigo que estira la mano, a espera de que entre sus páginas encuentres consuelo, este resultó ser una voz de profeta de lo que veríamos, lo que nuestro olvido ocultó.

Padilla reconoce a los héroes y villanos del terremoto; la ruptura de la realidad, las cosas inimaginables que salieron de entre las grietas y escombros. Reconoce la caída del edificio de la Procuraduría General de la República y los ciudadanos que bajo tortura perdieron la vida; la muerte de docenas de costureras que trabajaban en precarias condiciones y la negligencia en la planeación urbana, donde la democracia parece aún ser inexistente y la corrupción parece tener raíces profundas.

¿Acaso suena familiar? ¿Qué año es del qué Padilla nos habla? ¿Por qué sigue siendo aplicable? El libro habla sobre el sismo del 19 de septiembre del 85, y sin embargo pareciera que este libro nos relatara los acontecimientos del año 2017, con algunas grietas diferentes a las que se hicieron presente en aquel entonces.

Con una voz narrativa fácil de digerir y en algunos puntos agridulce, se recorren escenarios con personas apáticas, y poco solidarias y cómo mostraron la existencia de otro lado. Cómo es que al pasar de los años las construcciones crecen, los muertos son enterrados y lo que nos llevó al colapso después del desastre vuelve a surgir. A los escenarios se agregan artistas, que con diferentes obras logran plasmar la realidad durante el temblor del 85 y después de este. La prevalencia de su memoria influye y transforma lo que se ve en esos y estos momentos.

La memoria colectiva parece ser borrada. ¿Aún se habla del temblor de este año? ¿Cada cuánto surge la rabia por los muertos del 85? Para Padilla, ciertos desastres como la masacre del 2 de Octubre no son cosa del pasado, a diferencia de los desastres naturales. Para estos últimos, el olvido y la condena parecen avanzar rápidamente hacia ellos.

Arte y Olvido del Terremoto es un libro que sigue siendo vigente y que invita reflexionar sobre nuestra cultura, que incita a cuestionar y observar en dónde y porqué permanece nuestra memoria. Un libro que debería ser leído para entender los cambios que vivimos hoy en día y cómo el arte también los hace presentes.

Mariana Bribiesca
mariana.bribiescaro@udlap.mx

Last modified: 6 Octubre, 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *