¿Vivir en Colegios Residenciales o rentar por fuera?

Written by | Campus

Una de las primeras decisiones que todo estudiante foráneo de la UDLAP debe tomar es: ¿Adentro o afuera? Es decir, ¿vivir en Colegios Residenciales o elegir algún tipo de alojamiento fuera de la universidad?

Los Colegios –de acuerdo con la información de la página de la Universidad– buscan “permitirte convivir con otros estudiantes y compartir con ellos experiencias que te harán sentir como en casa y en familia”. Para facilitar un poco las cosas, cuentan con suites que incluyen una serie de servicios básicos y algunas comodidades extra.

Laura González, estudiante de sexto semestre, vive en el Colegio Cain-Murray desde que entró a la Universidad y para ella, la principal ventaja es la cercanía a casi todo lo que necesita, ya que el Cain se encuentra a pocos minutos de los salones, la biblioteca e incluso de la cafetería. Otro beneficio, según González, es que los servicios como gas, luz y agua potable ya están incluidos, evitando la molestia de ocuparse de ellos.

Por supuesto, también existen desventajas; para la estudiante, las principales son la falta de privacidad y el costo. La primera se debe a que al vivir con personas “desconocidas” la dinámica y los hábitos de cada quien se afectan. En cuanto a lo económico, los costos de vivir en un Colegio Residencial son muy elevados, de acuerdo con González. Además, algo que menciona está causando descontento entre los residentes es que se dice que los precios subirán aún más debido a ciertas modificaciones que la administración ha decidido hacer.

En la otra cara de la moneda están las opciones disponibles para vivir fuera del campus. La más común es rentar un departamento, ya sea de forma individual o entre amigos, en el cual la mayoría de las veces se incluyen servicios y cuya ubicación también es bastante práctica. Existen también cuartos en renta, tanto en edificios como en casas alrededor de la universidad, que cuentan con diferentes comodidades. En cualquier caso, hay un amplio rango de precios del cual cada quien puede elegir según su presupuesto.

En opinión de Raúl Rodríguez, estudiante que fue residente en el Colegio Bernal, vivir afuera tiene muchas más ventajas. Las más importantes son: poder elegir con quién vivir, no estar bajo un reglamento de Colegios, y el costo, ya que por fuera encontró una buena opción a un precio mucho menor. Por su parte, Mónica Vela, estudiante de cuarto semestre, siempre ha vivido afuera y no ve la necesidad de cambiarse a un Colegio ya que, además de que también los considera muy caros, no le gusta la idea de compartir espacios como baño y cocina con tantas personas.

Al final, dónde vivir se trata de una decisión personal y las opciones son muchas, cada estudiante deberá sopesarlas y tener en cuenta ventajas y desventajas de cada una para elegir la que mejor se ajuste a sus necesidades.

Foto: Sitio web de la Universidad de las Américas Puebla.

Por: Andrea Chávez
andrea.chavezpz@udlap.mx

Last modified: 23 Febrero, 2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *